Como cada otoño llega una nueva entrega de Call of Duty y esta vez toca el turno de la serie Black Ops en su cuarta entrega; un título que trae consigo los tradicionales multijugador y zombies que ya conocemos, junto con los especialistas y dejando a un lado las aventuras futuristas. Ahora Treyarch se suma a la moda de los battle royale dándole un nuevo toque al género que arrasó con 2018.

El online lo es todo

Call of Duty cuenta con dos grandes sagas, una que se centra en varios periodos de la historia e incluso algunas de sci-fi, y la segunda que toma a un grupo de artilleros conocidos como los Black Ops . Este último elaborado por la desarrolladora Treyarch desde la primer entrega y que con cada lanzamiento ha logrado actualizar sus mecánicas y modos de juego. Y esta vez no es la excepción, al eliminar la campaña principal Black Ops 4 logra centrarse en tres modalidades de juego llenas de contenido y una cuarta que sirve como introducción a todo lo que podemos encontrar.

Entre los tres modos encontramos el ya conocido modo zombies que para esta entrega llega lleno de esteroides, al contar con tres mapas para escoger. El primero es IX o nueve donde nos transportaremos al coliseo Romano para patear muchos traseros, con una historia extraña que nos lleva a enfrentar tigres zombies con armas de fuego al más puro estilo de Gladiador. El segundo es Voyage of Dispair donde el Titanic es el centro de este encuentro con los muertos vivientes acechandonos hora tras horda y presenciando el hundimiento de la colosal nave. Por último Blood of the Dead que ya se había presentado en la entrega anterior y continúa la historia de Richtofen, Dempsey, Takeo y Nikolai en un laboratorio en Alcatraz.

El multijugador es el mismo ya visto anteriormente con modos de juego en equipos y solitario, destacando el nuevo Heist donde comenzamos con el equipo más básico (una pistola y munición limitada), debemos de sumar puntos que equivale a dinero para que al final de cada partida podamos comprar armas y habilidades e incluso aumentar las capacidades de las nuestras herramientas.

El tercer modo y el principal atractivo del juego es Black Out  de la cual hubo una beta meses atrás y consiguió muy buenas críticas por todos los que lo probaron, este modo de juego es el popular battle royale  pero con la características de la saga Black Ops y con sus diferentes modalidades como juego en solitario, dúos o grupos de cuatro.

Todos estos modos de juego están hechos para ser jugados en línea.

Un juego para veteranos de la serie

Con muchos puntos a favor hay algunos que no terminan por convencer, y se puede apreciar al comenzar, ya que lo primero que nos encontramos cada vez que se inicia el juego es la búsqueda de un host y la descarga de algunos datos para poder iniciar.

El entender las dinámicas de juego son intuitivas si has jugado algún FPS pero con pocos datos de cómo se juega o qué es lo que hay que hacer tardaremos un poco en encontrar para qué sirven algunas cosas, como el caso del modo zombie donde podemos encontrar la pestaña crear una clase y al abrirla nos encontramos con una pantalla nada amigable que preferimos dejarla como esta.

A pesar de ser un juego con todo lo que aman los jugadores de la serie, Black Ops 4 se siente un tanto extraño al no tener una campaña que nos permita explorar las mecánicas clásicas, armas o movimientos de los personajes. Una especie de “dolor fantasma” que seguramente no todos van a padecer.

Si no es tu primer Black Ops será normal encontrar y saber cuales las combinaciones para estas modificaciones, pero si es tu primer acercamiento será un poco complicado entender para qué sirve o cómo ocuparlo, y esta práctica se repite a lo largo de los modos de juego donde preferimos dejar las características de nuestro personaje tal y como aparecen para después ir construyendo mejor las habilidades y características de nuestro soldado.

Juntos es mejor

Una sorpresa que encontramos es la posibilidad de poder jugar a pantalla dividida todas las modalidades del online ya sea para multijugador, zombies y Black Out. Este punto es un extra que le queda a la perfección al juego donde la industria se gira cada vez más a experiencias meramente online. Sorprende que este juego al ser una entrega centrada directamente en el juego en línea toma esta característica para potencializar el poder jugar lado a lado  sin tener ninguna interferencia por no contar con micrófono o las limitantes de la distancia.

Esta modalidad se potencializa sin lugar a duda al jugar el modo de zombies, pero no pasa por alto estar disponible de igual manera para el battle royale , donde le da una vuelta a la situación al permitir tener un dúo dentro de la misma pantalla y lograr una combinación explosiva.

Todo es battle royale

El punto fuerte de Black Ops 4 es la llegada del primer battle royale  a la serie y como se mencionó antes este se puede disfrutar en solitario o en compañía de algún equipo. Toma todas las bases de lo ya visto por los juegos de este estilo y claro es fácil compararlo con PUBG o Fortnite y la verdad es que este se lleva por creces a ambos títulos en cuestiones de fluidez y apariencia; un mundo más dinámico con vehículos como una cuatrimoto, una lancha e incluso un helicóptero en donde puede viajar un equipo completo.

Dentro de los puntos buenos la pantalla cuenta con algunos accesos rápidos donde se colocan los recuperadores de salud, el arma y algunos artefactos explosivos, por lo que con estos a veces es suficiente para llegar muy lejos en la partida sin necesidad de ver que traemos en la mochila. Al hablar de las mecánicas es una historia un poco diferente, el acceso al inventario es complicado e incluso parece estar diseñado para disfrutarse mejor en una PC que en consola. Y claro, si no eres conocedor de la saga habrá algunas armas que podrías desaprovechar para un escenario de 100 jugadores.

¿Y en donde esta la lluvia?

Visualmente Black Ops 4 no decepciona en ningún aspecto… aunque extrañamente el modo Black Out parece tener una apariencia “distinta” al resto del juego. Mientras que tampoco se trata de una obra maestra en los visuales, pero sí un título que puede aprovechar muy bien las ventajas de una consola como Xbox One o PlayStation 4 sin necesidad de colarse en aspectos de HDR o 4K.

Treyarch no arriesgo en la isla de Black Out es un área perfectamente hecho para el modo de juego, pero nos hubiera gustado poder observar un mundo más vivo podría ser con climas dinámicos, algo de fauna o situaciones similares a las que podríamos ver una campaña tradicional o en un mapa de otro modo de juego. Seguramente la expansión de este battle royale será uno de los puntos fuertes para los DLC o las próximas entregas de Call of Duty.

Esta entrega busca recuperar el territorio perdido por culpa de  juegos en línea que se apoderaron de Xbox Live y PlayStation Network. Sin duda, Black Ops 4 es una muy buena entrega para regresar si te habías alejado de la serie… y si eres nuevo podrás encontrarte con una interesante propuesta dedicada únicamente a los modos en línea. Te recordamos que al principio puede ser no muy amigable, pero como todo, es cuestión de intentarlo para descubrir todo lo que ofrece Treyarch en esta arriesgada entrega.

Pros:

  • Variedad de modos de juego
  • Puede que no extrañes la campaña si solo te interesa el online
  • Zombies en el Titanic y en un coliseo romano
  • El primer battle royale de Call of Duty

Contras:

  • La campaña era como un tutorial… y ya no está
  • Puede ser un poco complicado para nuevos jugadores