Por si sola la llegada de la Champions League a FIFA 19 es un hito interesante entre los fanáticos del futbol virtual. Más allá de ser un skin para los diferentes partidos, la competencia más importante a nivel de clubes se convierte en el pretexto perfecto para darle -una vez más- nuestro dinero a Electronic Arts y de paso subirnos al tren del hype por uno de los pocos juegos que trascienden nuestro circulo de amigos videojugadores.

¿Qué hay de nuevo EA?

A diferencia de años anteriores, en esta ocasión llegué a FIFA 19 con una buena dosis de futbol por culpa de Rusia 2018. Básicamente me clave durísimo en el juego pasado y me seguí por varios días ante la impecable racha de mi Cruz Azul. Generalmente mi hype por FIFA se acaba en diciembre y lo juego esporádicamente los siguientes meses, pero este año la situación fue completamente distinta y logré subirme con todo a la nueva entrega.

Lo que de entrada se convirtió en el escenario perfecto para probar el nuevo sistema de tiro. Aquellos que dicen -año con año- que FIFA no cambia nada es porque solo ven al jugador de la portada y el precio. Sin embargo, la comunidad de FIFA se encontró desde hace un par de semanas con el nuevo sistema de tiros, lo que ha se ha convertido en un toda una “revolución” entre los fanáticos del simulador.

Antes de FIFA 19 un tiro a la portería podía depender de la posición de tu jugador, el tipo de centro y el momento en el que presionabas el botón de tiro. Hoy esas tres ideas se hacen presente junto a una especie de Quick Time Event en donde el botón de tiro no solo golpea al balón, sino que un toque previo le da la orden al jugador para acomodar la pierna con la que hará el disparo. Imagina esto como la precisión de movimientos que un jugador de Street Fighter necesita para realizar un combo. No se trata únicamente de apretar dos veces el botón, sino de presionar esas dos veces en el momento adecuado.

Lo anterior puede concluir con un tiro perfecto imposible para el arquero rival, con un golpe de suerte que apenas y alcanzó a entrar a la portería o con un “saludos al satélite Morelos” en caso de que falles -extraño al “Perro” en FIFA-. ¿De qué depende el gol? De la suerte, pues no existe como tal un movimiento que sea imparable, es más como un minijuego dentro de cada partido para dar más sentido al movimiento del jugador. Ese instinto goleador tiene un mayor trabajo que solo estar de caza goles y por lo tanto una mayor inmersión a la hora de buscar el momento correcto para atacar.

Suena complicado e incluso puede parecer imperceptible si no eres un jugador clavado en FIFA. Es por ello que el modo de entrenamiento del juego busca presentarnos este agregado desde el inicio en los escenarios que ocurren antes de cada partido o con grandes señalizaciones sobre los jugadores en caso de tener las ayudas activadas. En mi caso he podido aprovechar mejor algunas jugadas clave con el doble golpe que en FIFA 18, pues al menos tengo una base para pensar cómo y en qué momento puedo aprovechar para un mejor disparo.

¿Presionar antes o después? Esa es la pregunta con la que te vas a quedar después de cada tiro al arco rival.

Por otro lado seguimos contando con un impecable trabajo dentro del campo de juego para la simulación de cada partido. Desde hace varios años FIFA ha buscado posicionar la combinación de desarrollo con el poderoso Frostbite de DICE (el motor gráfico de FIFA) para un desempeño único, lo que nos permite encontrarnos con un sistema de juego tan pulido como realista en cada movimiento. Desde el forcejeo por el balón hasta los movimientos de los jugadores en cada uno los rincones de la cancha.

La naturalidad con la que FIFA 19 se desarrolla se logra apreciar después de varias horas de juego. Por ejemplo, los movimientos de acompañamiento de los jugadores -siempre y cuando logremos trazar un esquema táctico que se acople a lo que estamos haciendo en la cancha- son más precisos en favor de lo que podríamos estar ejecutando al momento de mover el balón. Lo mismo ocurre con el famoso 50/50 en donde la disputa por el esférico se siente como si estuviéramos en una transmisión de la Liga MX con un balón que claramente se mueve en favor del que mejor empuje contra el rival realice.

Evidentemente cada uno de estos agregados serán reconocidos o implementados por aquellos que deseen sacar el cien por ciento de FIFA 19. Básicamente descubres el ritmo de juego después de unas cinco horas de juego entre retas y partidas en línea. Y lo anterior podría tardar más o menos tiempo en sentirse reflejado por circunstancias que van de la dificultad que elijas a tu estilo de juego y los conocimientos previos sobre la serie. No es un agregado drástico, pero se percibe un cambio más orientado a la inteligencia artificial para complementar al jugador. Mientras que los aspectos físicos como el forcejeo, golpeo de balón y movimientos del usuario están más definidos y su ejecución es mucho más natural.

¡La Champions!

Ahora sí. Todos los cambios -tanto grandes como pequeños- los podremos disfrutar de mejor manera mientras jugamos por la UEFA Champions League. Equipos, estadios, publicidad, transmisiones, datos de los comentaristas, balones, uniformes y todo lo que puedas recordar al pensar en la Champions está dentro de FIFA 19. Tal y como lo vimos en la actualización de Rusia 2018 en FIFA 18 hace unos meses o como podemos encontrar en las recreaciones de las ligas más importantes.

EA no dejó afuera ningún detalle… aunque después de varios partidos la impresión disminuye… como si le faltara un poco más en la representación del menú o en los detalles de una competición tan popular. Definitivamente mejorará con el paso del tiempo, pero mientras tanto podemos disfrutar de una temporada 18/19 como nunca en un videojuego. De hecho es en la historia de Alex Hunter donde más he encontrado los detalles que caracterizan la fiebre por la Champions.

¿Qué hay con la Champions entonces? Partidos amistosos, eliminatorias directas o todo el torneo pueden ser disfrutados con el escenario de la UEFA Champions en cualquier momento. Los 32 equipos que se clasificaron para ganar la “orejona” este año forman parte de las acciones y puedes elegir a los que desees para llegar a la gran final en el Estadio Metropolitano de Madrid (el estadio del Atlético de Madrid). En mi caso me fui con el Real Madrid y el Manchester United.

Entre cada partido puedes ver la tabla de goleadores, los resultados de los otros encuentros -especial atención a este punto si dependes de alguien más para colarte a la siguiente ronda- así como un montón de información relacionada con los juegos de la jornada. Extrañamente el himno de la Champions no está tan presente como me hubiera imaginado, pero toda la entrada desde los entrenamientos hasta el enorme balón con estrellas al centro del campo está intacta. Así como la narración de Fernando Palomo y Mario Alberto Kempes al estilo de ESPN.

Al igual que cualquier otra liga o como pasa con el Mundial, la implementación de la UEFA Champions League e incluso de la Europa League sirven como escenario para una reta más intensa que solo un partido amistoso. Ver a tu equipo levantar la Champions o recrear algunos de los partidos más emocionantes de la competencia puede ser extraordinario para los aficionados al futbol real. Básicamente es como aquella vez que descubriste la liga mexicana o cuando haces a México campeón del mundo.

Sinceramente espero que puedan explorar más de la Champions en el futuro. La implementación en The Journey y FIFA Ultimate Team es interesante, pero me parece que la licencia puede explotar de mejor forma en cuestiones narrativas y como parte del sistema de juego, por ahora un buen debut en la franquicia de Electronic Arts.

¿Y la reta?

Bueno, ahí sí las opciones son abrumadoras y dependen del tipo de jugador que seas. En los modos en línea el juego ha alcanzado una perfección envidiable y que depende inevitablemente de una conexión de primer mundo… o similar. Es por ello que en México seguimos disfrutando de la reta codo a codo. La llegada de los partidos amistosos con reglas alternativas invita a un futbol menos exigente y más divertido; ya sea con un partido en donde solo los goles de volea son válidos o con la penalización de expulsar a un jugador del equipo que acaba de anotar.

La idea del battle royale parece haber llegado a FIFA 19 con una serie de propuestas que no sé que tanto entusiasman a la FIFA de verdad en acciones como incentivar el fair play, pero que para los videojuegos se celebran con la legalidad de lo que antes muchos hicimos como un metajuego. Definitivamente un debate que vale la pena explorar en el futuro. Jugar sin reglas la primera vez es una locura de esas que no vivía desde los FIFA del primer PlayStation.

Si solo quieres “echar la reta”, entonces ve a partido rápido y vuelve a elegir al Real Madrid y Barcelona… ya después podrás aprovechar FIFA 19 en todo su esplendor.

Para los más clavados los modos de FIFA Ultimate Team regresan sin muchas mejoras y cambios apenas sobresalientes. Tanto las Division Rivals como los Squad Battles ahora te ofrecen mayores recompensas tanto en equipo como de forma individual dependiendo de la competencia elegida. También puedes concentrarte en la adquisición de jugadores icónicos en la historia del futbol para tu equipo y en aprovechar el sistema de porcentajes antes de abrir tus sobres de jugadores.

The Journey

Debo admitir que la idea de una campaña en FIFA me ayudó a regresar a la serie después de casi 5 años de dejarla fuera de mis compras anuales. La historia de Alex Hunter tiene su tercer y último episodio en FIFA 19 después de un increíble debut en el Manchester United y un terrible mal manejo que lo llevó al Galaxy de Los Ángeles. Hoy Hunter regresa a lo más alto del futbol con el equipo más popular del mundo: Real Madrid.

Sin embargo, Hunter no es el único que aspira a lo más alto del balompié mundial, su hermana Kim Hunter y el despistado mejor amigo Danny Williams también buscan que su historia tenga un escaparate entre los fanáticos de FIFA 19. Al estilo de Grand Theft Auto V -enserio acabo de escribir eso- las historias de estos tres protagonistas se van desarrollando de manera paralela y con decisiones que pueden jugar en favor o en contra de cada uno de los jugadores, en especial con Danny y Alex.

La dinámica de preguntas y respuestas con consecuencias al estilo Mass Effect se retoma, así como los eventos de FIFA 18 que son claramente señalados por el juego. Una combinación extraña que define el mejor momento de este “Trayecto”. Lo único que nunca me ha gustado es la parte de los entrenamientos; podría haber una mejor forma de pasar más tiempo con las campañas, mientras que la combinación de historias logra sentirse fresca para un juego anual. Demasiado progresista en algunos momentos, pero con puntos clave que como fanático del deporte te harán pasar un gran momento con el control.

Punto extra para The Journey por esa forma de contar la historia con todo y conferencias de prensa o preguntas que enfatizan muy bien lo que el jugador debe cumplir o su relación con la prensa. Más allá del guión -que resulta muy básico- la atmósfera que rodea a Alex, Danny y Kim es extremadamente similar a las trayectorias de diversos futbolistas y situaciones en el mundo real. Con cameos brillantes por parte de los jugadores y entrenadores participantes.

Generalmente concluimos con un resumen sobre los aspectos visuales y sonoros… pero no hay prácticamente nada que mencionar. El juego luce y se escucha increíble, pero es muy claro que sus intenciones van en favor de promover las licencias adquiridas, dar conclusión a la historia de Alex Hunter y seguir desarrollando su sistema de juego. Los jugadores clave como Cristiano Ronaldo, Neymar o los protagonistas de The Journey lucen increíbles, los estadios están majestuosos y el soundtrack no deja de sorprendernos… pero nada que no hayamos visto antes en la serie.

FIFA 19 es un juego que seguramente ya compraste si eres fanático del futbol o de la franquicia. Y nadie te culpa por ello, el hecho de incluir la Champions League es suficiente para darle nuestro dinero a EA Sports. Sin embargo, EA parece estar en una especie de transición natural de la serie, como si el cambio generacional se acercara y los avances técnicos estuvieran pensados para FIFA 20. No es que FIFA 19 se vea mal, pero no hay grandes cambios en los visuales de los jugadores desde hace un par de años… quizá EA sabe algo que nosotros no.

Pros:

+ La Champions League

+ El nuevo sistema de tiro puede ser una oportunidad para los menos habilidosos

+ The Journey está mejor que nunca

+ Demasiadas licencias… FIFA ya no tiene competencia en este aspecto

+ Opciones off-line para no aburrirte hasta FIFA 23

+ Jugar sin faltas es lo máximo

+ La inteligencia artificial mejoró muchísimo

Contras:

– Visualmente podría mejorar mucho

– ¿Por qué no está sonando el himno de la Champions siempre?