St. Anger es -y por mucho- el peor disco de Metallica. Fue ahí donde la banda que encabezó a los Cuatro Grandes del Thrash Metal se vino para abajo por completo. Su estilo se perdió en medio de una batería sin sentido, letras banales y aburridas y solos de guitarra que apenas y se logran escuchar.

El disco es tan malo que durante la gira “Full Arsenal”, donde la banda tocó éxitos de todos sus discos, apenas y recordaron al St. Anger, y lo mismo ocurrió con Guitar Hero Metallica que solo incluye una canción del mencionado álbum entre las más de 25 canciones que la agrupación escogió para el juego.

Metallica necesitaba urgentemente un cambio… aunque eso los convirtiera en un terrible chiste sobre su pasado.

Cinco años después de St. Anger, Metallica lanzó Death Magnetic. Una producción que traía de regreso un par de poderosas guitarras acompañadas dramáticamente por una batería que sonaba casi imposible de llevar a un concierto. Metallica recuperó un poco de su esencia perdida al dejar fuera a Bob Rock (quien los había producido desde The Black Album) para dar la bienvenida a Rick Rubin. Y así una nueva era comenzaba para la legendaria banda de San Francisco.

All Nightmare Long…

Mientras tanto… en octubre de 2007 llegó a las tiendas Guitar Hero III: Legends of Rock. A pesar de que la segunda entrega de esta serie había aparecido en Xbox 360, este juego es el primero en traer la experiencia completa de Guitar Hero a las consolas de séptima generación. Convirtiéndose no solo en un fenómeno para la cultura pop, sino también en uno de los juegos más vendidos en un año que vio desfilar estrenos como Halo 3, Super Mario Galaxy, Call of Duty 4: Modern Warfare y Assassin’s Creed.

Ese mismo fin de año el mundo vio debutar Rock Band por parte de Harmonix y EA, por lo que Activision no se iba a quedar atrás y comenzó el desarrollo de una nueva versión de Guitar Hero que pudiera funcionar con tres instrumentos más (bajo, batería y micrófono). Sin embargo, Guitar Hero III siguió adelante como uno de los juegos que mejor implementó una de las grandes innovaciones de la pasada generación de consolas: el DLC. Cientos de canciones se podían adquirir vía Xbox Live y PlayStation Network de la misma forma en que lo hacías en un iPod.

Los juegos musicales vivían su época de oro. Y a pesar de que muchos se podían imaginar un futuro con bodegas comerciales abarrotadas de instrumentos de plástico, en 2007 y 2008 el fenómeno era lo suficientemente emocionante como para pensar que la mina de oro jamás se terminaría… algo así como lo que le pasó al Wii.

La primera vez que pudimos escuchar a Metallica en un Guitar Hero fue precisamente en Legends of Rock. Durante la fase final llamada “Lou’s Inferno” los jugadores debían superar “One” de Metallica como la canción final para acceder al duelo contra Lou. Esto solo después de avanzar en temas como “Raining Blood” de Slayer o “The Number of the Best” de Iron Maiden. De hecho, y sin contar Guitar Hero Metallica, la banda liderada por James Hetfield y Lars Ulrich solo tiene tres canciones en toda la serie, una de ellas acompañando a Ozzy Osbourne.

A pesar de ello durante la presentación de Xbox en el E3 de 2008, Kai Huang presidente y cofundador de Red Oactane, compañía que se encargaba de distribuir Guitar Hero junto a Activision, anunció que Metallica sería una de las bandas que se sumaría a la serie de manera muy similar a lo que en ese momento pasaba con Aerosmith. Pero como ese proyecto todavía iba a tardar un poco de tiempo, Metallica se encargaría de adelantarse a su época y lanzaría de manera simultanea su nuevo álbum al mismo tiempo en tiendas como en Guitar Hero III: Legends of Rock; contenido que posteriormente sería compatible con Guitar Hero World Tour.

Digámoslo de esta forma, nuestro próximo álbum (Death Magnetic) sale en septiembre, y el día que salga también estará disponible para Guitar Hero III, obviamente estamos súper emocionado.

Como he sido testigo en mi casa, (Guitar Hero) se trata de la próxima generación. Mis hijos juegan Guitar Hero todos los días, y podrán conseguir el disco de Metallica, el mismo día que sale dentro del juego, eso es genial. 

Lars Ulrich para Kotaku (2008)

The Day That Never Comes?

El 12 de septiembre de 2008 Metallica lanzó Death Magnetic en los puntos de venta tradicionales, mientras que Xbox Live y PlayStation Network ofrecían el DLC por 18 dólares. Metallica fue la primera banda en hacer un lanzamiento simultáneo de la versión física de su nuevo álbum y la versión digital para un videojuego, siendo Activision y Guitar Hero los grandes afortunados. Lamentablemente este evento no estuvo exento de controversia, misma en la que -por suerte- salieron ganando los videojuegos.

Los fanáticos de la banda comenzaron a quejarse por medio de diferentes páginas web sobre el sonido del nuevo disco en su versión física. La comprensión del audio en el CD de Death Magnetic causaba una molesta distorsión que hacía inaudibles algunas partes de la pista o simplemente saturaba los auriculares de los escuchas. Este fenómeno responde a la llamada “loudness war”, una idea que busca hacer más ruidosas las canciones para generar un mayor efecto en los escuchas menos exigentes.

Tras el lanzamiento del disco se realizaron comparaciones exhaustivas del CD y de las pistas extraídas de los discos duros del PlayStation 3 y Xbox 360. Esto confirmó que el estudio había comprimido los audios del Death Magnetic; mientras que Neversoft pudo haber trabajado con las pistas por separado, buscando optimizar el audio en favor de la experiencia jugable y con un sonido mucho más fiel al que Metallica seguramente buscó durante las sesiones de grabación. Luego de las comparaciones comenzaron las peticiones para una nueva versión del álbum, así como un sinfín de quejas contra Metallica.

Ted Jensen, ingeniero de masterización de Death Magnetic, confesó que sentía igual de decepcionado que los fanáticos por el terrible resultado del disco. Situación que le ayudó a deslindarse un poco de la responsabilidad, misma que al final fue completamente dirigida a Metallica y Rick Rubin.

En este caso, las mezclas ya estaban cubiertas de ladrillos antes de que llegaran a mi casa. Basta decir que nunca dejaría que me presionaran para sobrecargar las cosas de la manera en que terminaron.

Créanme que no estoy orgulloso de estar asociado con esto (Death Magnetic), y solo podemos esperar que algo bueno salga de esto en alguna forma, la reacción contra el volumen por encima de todo lo demás.

Ted Jensen para el foro de Metallica –vía The Guardian– (2008)

La postura de Metallica siempre jugó a favor de la banda y del trabajo de su productor. Lars Ulrich fue el encargado de dar cierre a todo el dilema de una manera tajante.

Alguien me contó sobre la gente quejándose de que la versión de Guitar Hero de Death Magnetic suena mejor. Escucha, ¿qué vas a hacer? Mucha gente dice que el CD suena genial, y algunas personas dicen que no… y eso está bien. Tienes que recordar, cuándo lanzamos …And Justice For All mucha gente decía: ‘¿Qué pasó con estos muchachos en este disco? No hay bajo. Parece que fue grabado en un maldito garaje con ocho pistas’ 

Y ahora …And Justice For All es una especie de disco seminal para Metallica, que supuestamente influyó en toda una generación de bandas de death metal. La diferencia entre entonces y ahora es Internet.

Lars Ulrich para Blabbermouth (2008)

En abril del 2000 Metallica demandó a Napster por compartir de manera ilegal “I Disappear”, canción que formaba parte del soundtrack de Mission Imposible 2. Un año después la banda ganó la demanda y su éxito provocó que otras agrupaciones y cantantes se fueran contra la empresa de Sean Parker y Shawn Fanning, por lo que después de unos meses tuvieron que cerrar operaciones. Irónico que años después Metallica se convirtiera en una banda digital a través de un videojuego.

The End of the Line

La primera vez que escuche Death Magnetic me pareció un sonido abrumador… pero en un sentido bastante optimista. De hecho, el disco fue mi primer lanzamiento de Metallica, pues solo tenía un par de años como fanático de la banda; así que me pareció increíble cuando lo pude descargar -todo ilegal- en mi celular.

No escuché nada raro. Por otro lado, el DLC de Death Magnetic fue mi primer contenido descargable en Xbox 360, lo compre en diciembre de 2008 para Guitar Hero III. Sobra decir que fue una experiencia increíble. Y sobra decir que no estoy siendo parcial. Así como tampoco tengo un odio tan refinado.

Entonces… ¿suena mejor Death Magnetic en Guitar Hero que en CD? La ciencia dice que sí… pero es difícil tener una opinión precisa al respecto con un disco de hace 10 años y los enormes cambios a la hora de disfrutar de nuestra música favorita. Lo que sí podemos confirmar es lo increíble que sigue siendo jugar a Guitar Hero y disfrutar de todo el álbum.

Nadie se atrevió a repetir la hazaña de Metallica, quizá por la controversia del audio o, seguramente, por lo mal que le fue a los juegos de música después de 2010. En cualquiera de los casos la polémica siempre jugó en favor de los videojuegos. Suena complicado que en estos días podamos ver algo similar… pero la industria siempre logra sorprendernos.

Death Magnetic en Guitar Hero (azul) vs. Death Magnetic en CD (verde).

Por otro lado, es prácticamente imposible que una banda como Metallica entregue la verdad sobre un tema como este, por lo que solo podemos disfrutar del disco de la manera en que mejor lo creamos conveniente. Pero todo parece indicar que sí es -MUCHO- mejor la versión de cualquier Guitar Hero.

Independientemente de cómo se escucha el álbum en el CD o en Guitar Hero III, Death Magnetic se convirtió en el mejor disco de Metallica desde el increíblemente popular The Black Album. El disco ha sido certificado platino dos veces y ha alcanzado ventas por más de 2 millones de unidades alrededor del mundo. Por otro lado, el DLC de Death Magnetic fue compatible con GH III, GH World Tour, Band Hero, GH 5, GH: Warriors of Rock y Guitar Hero Metallica.

La actuación en solitario de Metallica en Guitar Hero es para muchos la cúspide -en cuestiones jugables- de la serie. Un juego complicado, lleno de referencias a la banda que rinde homenaje y con una buena selección de canciones. Guitar Hero Metallica superó el millón y medio de unidades vendidas… pero de eso hablaremos el próximo año, cuando cumpla su décimo aniversario.

Metallica es mi banda favorita y Guitar Hero Metallica -así como el Death Magnetic- tienen un lugar muy especial en mi corazón de videojugador y metalero.