Según he leído y escuchado por personas que lo vieron debutar: nadie pensaba que el Universo Ultimate de Marvel tuviera una larga vida en Marvel Comics. Este universo fue básicamente una actualización de los personajes clásicos de Marvel para el Siglo XXI; héroes que debían lidiar no solo con villanos enmascarados o situaciones cósmicas y fantásticas, sino también con la realidad de un mundo en el que no podías ir de un lado a otro sin que el presidente de los Estados Unidos interfiriera… claro que eso solo aplica para los superhéroes(… ¿no?).

Probablemente fue Mark Millar a cargo de The Ultimates el que mejor logró este cambio en el panorama de los superhéroes. Transformó a Los Vengadores en soldados, para después independizarlos del gobierno en medio de una serie de conflictos que ponía en duda su veracidad para salvar al mundo. Un poco de lo que hemos visto en las películas del MCU, pero como si Christopher Nolan se encargará de la dirección del cómic. Sin embargo, y como generalmente ocurre en Marvel, de todas las series que llegaron al universo Ultimate (X-Men, The Ultimates, Fantastic Four) solo Spidey logró conservar el éxito de sus primeras entregas.

Si hoy tomás alguno de los cómics de Spider-Man publicados bajo el sello Ultimate rápidamente encontrarás su influencia en las películas del Hombre Araña como The Amazing Spider-Man o Spider-Man: Homecoming. La versión Ultimate se convirtió en un referente fácil de adaptar y de reconocer para la audiencia, por lo que su popularidad no podía quedarse únicamente dentro de las páginas de Marvel o como inspiración de películas. Y el videojuego es la muestra más clara de este punto.

Fue el 22 de septiembre de 2005 que Ultimate Spider-Man hizo su debut en Xbox, PlayStation 2, Game Cube, Nintendo DS y Game Boy Advance. Treyarch (Call of Duty: Black OPS) fue el estudio encargado de llevar el increíble trabajo de Brian Michael Bendis y Mark Bagley a las consolas de sexta generación.

Origins (#33)

Ultimate Spider-Man es uno de los pocos juegos de Spidey que están inspirados directamente por el cómic y no por una película o caricatura. De hecho, fue Brian Michael Bendis, escritor de Ultimate Spider-Man, el encargado de hacer el guión del juego, mismo que -en aquellos días- servía para dar continuidad a la historia que dio origen al Venom del Universo Ultimate (#33 – #38). Lamentablemente el juego fue sacado del canon de este universo, pero la idea del proyecto siempre fue vincularlo directamente a los cómics publicados. Posteriormente el guión del juego llegó a los cómics en el arco titulado War of the Symbiotes (#123 – #128).

SPOILER ALERT: Si no has leído los cómics o jugado a Ultimate Spider-Man, te recomendamos darles una oportunidad a ambos productos. Eso sí, si empiezas por el cómic deberías leer del #1 al #38, luego jugar al videojuego y después seguir con el resto de la serie en Marvel Comics. 

Legacy (#35)

En el universo Ultimate el simbionte de Venom no llegó del espacio exterior, fueron los padres de Eddie Brock y Peter Parker los encargados de realizar experimentos genéticos para crear el espécimen que se convertiría Venom. Con el ADN de Richard Parker la dupla científica deseaba encontrar la cura del cáncer, pero sus inquietudes los llevaron a desatar un terrible mal que acabó con las vidas no solo de ambos científicos, sino también con May Parker, la madre de Peter.

Varios años después Peter Parker descubrió el trabajo de su padre y buscó la forma de informar a Eddie Brock Jr. sobre lo ocurrido. Una vez que se encontró con Eddie descubrió que el trabajo de sus padres era conocido como “el traje”; un simbionte que se adapta al huésped para combatir cualquier enfermedad que padezca. Lamentablemente la imprudencia de ambos los lleva a desatar el poder de este espécimen en la ciudad de New York.

Peter fue el primero en caer víctima del simbionte. De la misma forma que ocurrió en la historia del Universo 616, Spider-Man adoptó un traje completamente negro con una araña en color blanco al frente, además de un importante aumento en sus poderes arácnidos. Y sí, un terrible descontrol en el uso de sus habilidades y el propósito de éstas. Spidey rápidamente entendió que ese no era su camino. Destruyó el simbionte e intentó convencer a Eddie de abandonar este experimento. Pero Eddie no hizo caso y liberó un segundo simbionte en él.

Así comienza Ultimate Spider-Man, con un Venom suelto en New York y un Peter Parker que busca la forma de ayudar a su amigo. A lo largo de la historia nos encontramos ante una aventura que combina la cruzada de justicia de Spider-Man como la incertidumbre de un Venom que no sabe cómo seguir con su vida. Todo mientras la acción de las increíbles viñetas del cómic parece cobrar vida frente a nuestros ojos de manera única en la historia del Hombre Araña.

Y es que ya hablamos mucho sobre Brian Michel Bendis y su labor dentro de la historia e integración con el cómic. Pero el Arte de Mark Bagley también fue fundamental, no solo para todo el proyecto en el universo Ultimate, sino también para el desarrollo del juego. Básicamente los artistas adaptaron el arte y dinamismo de Bagley en el motor gráfico para una experiencia que se combina perfectamente con la implementación de viñetas dentro del juego que sirven como guías dentro de la historia.

Una especie de cel shading fue implementado bajo una tecnología llamada Inking Animation, lo que permitía un estilo visual similar al que podemos ver en los cómics. Esto ayuda a que todos los diseños de héroes, villanos, escenarios u objetos se pudieran trasladar de manera perfecta al videojuego sin perder la esencia. La serie Ultimate Spider-Man fue la única de todo ese universo que nunca se detuvo, por lo que tenía sentido conservar este aspecto dentro de la obra creada por Treyarch.

Al igual que muchos títulos de la época como The Wind Waker u Okami, el estilo visual ayuda a que el juego no haya envejecido drásticamente. Por lo tanto, recorrer cada uno de los rincones en el mundo del Ultimate Spider-Man sigue siendo una gran experiencia. Misma que puedes enriquecer con todo el contenido disponible que va desde arte conceptual, portadas de cómics y una galería de personajes que te deja comparar muy bien la versión de consolas con la que hay en los cómics.

Still (#37)

Claro que no tener la presión de adaptar una película o caricatura, el guión permitió cameos y referencias a otros héroes de la editorial como Wolverine, Nick Fury, Human Torch o la aparición del Edificio Baxter y una que otra mención a The Ultimates. Ultimate Spider-Man es uno de los juegos que más arriesgan en cuanto a referencias y que más posibilidades pudo haber tenido en el mercado, en especial con todas las historias disponibles en la línea Ultimate. Sin embargo se quedó como un “one shot”, y no parece que un proyecto similar esté en puerta.

La primera vez que vi Ultimate Spider-Man fue en una Hobby Consolas que compré en 2006… pero no le presté mucha atención al juego (mi error). Cuando por fin le entré a Ultimate Spider-Man fue en 2012 tras escuchar un podcast de El Tribunal de los Superweyes sobre el cómic. Para ese entonces ya había leído algo sobre el personaje, de hecho, ya hasta había muerto Peter Parker en ese universo, pero nunca había jugado al videojuego, por lo que me pareció una buena idea conseguirlo.

Xbox fue la consola que elegí para entrarle a Ultimate Spider-Man -aunque he leído que la versión de Game Cube es muy buena-. Se trata de un título bastante sencillo, pero un poco tedioso. Mientras que el arte y la historia te invitan a seguir jugando, la mecánica principal de pasar misiones secundarias para desbloquear una misión principal no es tan buena. Este es el segundo juego de Spider-Man al estilo sandbox, lo que me hace pensar que los desarrolladores no estaban muy seguros de su trabajo y obligaron al jugador a dedicarle más horas a su juego por medio de las misiones que nadie quiere jugar.

Obviamente esto se vuelve un tanto frustrante cuando las misiones siempre son carreras o destruir bandas enemigas en “oleadas”. Muy sencillo, poco emocionante y repetitivo. Eso sí, una vez que los episodios de la campaña se desbloquean puedes pasar momentos increíbles en luchas contra Wolverine, Rhino, Carnage, Venom y Electro. Todo con ese interesante guiño a los cómics por medio de las viñetas que aparecen en escena y que nos permiten adentrarnos de mejor manera a la historia. Mientras que la combinación Venom / Spider-Man nos da una perspectiva muy distinta sobre todo lo que ocurre con nuestros protagonistas.

Father’s Pride (#38)

La campaña no tiene desperdicio de principio a fin y el gameplay se luce de forma espectacular en cada una de las acciones que podemos encontrar. Golpes, lanzamiento de enemigos, peleas contra jefes de nivel o las clásicas acrobacias de Spidey en los edificios de la “gran manzana”. Simplemente sorprendente. Definitivamente lo mejor está en la campaña, una historia llena de referencias al universo Marvel, con suficiente independencia para poder explorar otros aspectos de la editorial alejados del amigable vecino arácnido.

El juego perfecto para los lectores de cómics que busquen acercarse a los videojuegos mediante los personajes que ya conocen. Una obra que probablemente pasó desapercibida y que no deberías perderte si tienes la oportunidad de jugarlo en algún momento. Necesitamos más videojuegos con este estilo inspirados en personaje de cómics: originales, con un arte que nos recuerde al cómic y con un sistema de juego que pueda discutir por un premio a lo mejor del año.

Una una nueva entrega del Ultimate Spider-Man nos llevaría a tener a Miles Morales como protagonista de la historia. Quizá en una futura adaptación a consolas de lo que será Spider-Man: Into the Spider-Verse o, mejor aún, un videojuego de Spider-Men. Cabe destacar que ya no existe el cómic de Ultimate Spider-Man y en su lugar podemos leer a Miles en Spider-Man.

Metacritic le da un promedio de 77 a Ultimate Spider-Man en su versión de Xbox.