Texto de @AleThehedgehog 

Los Increíbles, una de las familias de superhéroes mas importantes y conocidas del mundo, que nos cautivo en el lejano 2004, regresa para envolvernos en un equipo con poderes impresionantes y las clásicas dificultades de la vida cotidiana. 14 años después llega la tan esperada secuela titulada simplemente Los Increíbles 2; un trabajo que nos hace amar todavía más a esta familia… a pesar de la larga espera que nos han hecho pasar.

The Incredibles 2 (como se le conoce en el resto del mundo) comienza apenas unos instantes después del final de la primera película. El Subterráneo aparece y esta súper familia integrada por Mr. Increíble, Elastigirl, Dash (y su Disfrash), Violeta y el pequeño Jack Jack decide enfrentarlo con ayuda de Frozono… aún cuando saben que los “supers”son ilegales; incluso después de haber salvado Metroville, los héroes siguen siendo vistos como un peligro y no como miembros importantes para la sociedad.

Los Increíbles 2 es una gran película… una de las mejores cintas del año.

Sus imprudentes acciones llevan a la cancelación del Programa de Protección para Héroes quedando únicamente en sus manos… hasta que Lucio llega para hablarles de… la iniciativa Vengadores… bueno no, en realidad el héroe llega con la propuesta de un misterioso hombre llamado Winston que quiere traer a los “supers” de regreso a la acción.

Estos héroes retirados deciden aceptar la invitación de Winston. Sin embargo, para cumplir sus deseos será Elastigirl la encargada de representar la importancia de estos poderosos personajes en el mundo. La historia se divide y entonces Bob debe quedarse en casa junto a sus hijos a enfrentar los típicos problemas de un padre de familia: los cambios emocionales de su hija ante el chico que le gusta, volver a los libros de matemáticas y cuidar al pequeño bebé… quien apenas está desarrollando sus poderes y se encuentra fuera de control.

Cuando escuchamos el tema clásico de Los Increíbles junto a algunas de las melodías nuevas la película se convierte en una experiencia única que nos recuerda cuando vimos la primera película de niños.

Bob no puede revivir sus años de gloria como héroe y tampoco sabe como lidiar con los problemas del día a día, pero con tal de motivar a su esposa y que ella logre traer a los “supers” de regreso, será capaz de demostrar por qué lo llaman Mr Increíble. Mientras tanto, Elastigirl debe ser una heroína y eso implica enfrentarse a un misterioso villano llamado Rapta-Pantallas. ¿Su objetivo? Demostrar que los “supers” son una amenaza para el mundo.

La historia logra cumplir con la expectativa generada a través de 14 años. Un gran impacto en la audiencia, con un balance perfecto entre la acción, la comedia y el desarrollo de personajes, logrando emocionarnos con cada secuencia en pantalla. Si bien el inicio puede ser algo lento, la película nos mantiene entretenidos siempre. Dentro de la trama es evidente el cambio para que Elastigirl sea la encargada de llevar a cabo las misiones de heroína, situación que puede contrastar un poco con la primera película, pero que hace sentido con el guión detrás de los personajes en la secuela.

Misma situación ocurre con Bob a la hora de enfrentarse a los problemas cotidianos. Es muy interesante ver con un héroe retirado intenta adaptarse poco a poco en la vida de un “ser común y corriente”, mientras espera con ansias revivir sus grandes hazañas. Los cambios incluso favorecen los hijos Increíbles: Violeta, Dash y Jack Jack, teniendo más importancia en la trama y más acciones relevantes para la misma. El villano también es de lo mejor logrado, un personaje misterioso con una motivación más trascendental que la de Síndrome; digno villano para una película de superhéroes.

Visualmente Increíbles 2 se ve espectacular, una animación fluida y colorida garantizada por PIXAR y un trabajo de ambientación y música maravilloso. Cuando escuchamos el tema clásico de Los Increíbles junto a algunas de las melodías nuevas la película se convierte en una experiencia única que nos recuerda cuando vimos la primera película de niños. Dicha magia también le pertenece al doblaje que, dicho sea de paso, es uno de los mejores regresos de la historia (en Méxic). Regresaron las voces originales a casi todos los personajes, excepto a Dash y aunque su nueva voz es muy parecida a la original cuesta un poco adaptarse, sin embargo, le tomaremos cariño a esta nueva voz.

En conclusión, Los Increíbles 2 es todo lo que esperamos durante estos 14 años. PIXAR nuevamente nos cumple y supera todo lo que podríamos haber imaginado. Si bien no supera a la primera parte, sí nos deja mucha alegría al salir de la sala y darnos cuenta que por fin vimos la segunda parte de esta historia. Los Increíbles 2 es una gran película… una de las mejores cintas del año.