Review: Guardians of the Galaxy Vol. 2 - Joystick Cloud - Joystick Cloud
Joystick Cloud

Review: Guardians of the Galaxy Vol. 2

26 de Abril del 2017
6:09 PM
Autor: Comic-Verse
Visitas: 2880+
Comentarios: 0
Categorías

OBVIOUSLY

En 2014 la primera película de los Guardianes de la Galaxia llegaba a los cines casi al final de verano cinematográfico y con la que -posiblemente- era la menor cantidad de expectativas desde que se empezó a formar el universo Marvel en la pantalla grande. Hoy, los Guardianes son aclamados por las masas, inauguran de forma oficial el verano en el cine y cumplen perfectamente con lo que se espera de una secuela protagonizada por un montón de forajidos espaciales.

Entre el humor, la presentación de los personajes y los pasos de baile, la primera Guardians of the Galaxy dejo ver el potencial del universo Marvel -literalmente-. No solo presentó al equipo a todos los que ya disfrutaban de Iron Man o el Capitán América, sino que dio guiños a elementos cósmicos que ni siquiera pensamos que podríamos ver algún día en el cine… y que hoy tenemos la dicha de poder disfrutar.

Guardians of the Galaxy Vol. 2 es la primera oportunidad de explorar ese universo, al mismo tiempo que las acciones principales se concentran en puntos más personales para nuestros protagonistas. A tan solo unos meses del final de la primera parte, nuestros héroes se encuentran realizando misiones para poner en orden a la galaxia, siempre y cuando la recompensa sea lo suficientemente atractiva. Sin embargo, la unión del equipo aún no es tan fuerte, y cualquier descuido puede quebrantar a sus integrantes.

gotgv23

Luego de proteger la energía de una especie conocida como los Soberanos, y de robar un poco de dicho poder, los Guardianes deberán escapar de sus nuevos enemigos, lo que solo les causará más problemas en el camino. En su escape, nuestros héroes se encuentran con Ego (Kurt Russell), quien resulta ser el padre de Star-Lord (Chris Pratt). Cargando ambas problemáticas, el equipo se divide para intentar dar una solución a todo lo que les acaba de ocurrir.

De manera similar a cuando en los cómics presentan historias entre los arcos argumentales que dan vida a los eventos anuales, Guardians of the Galaxy 2 funciona como una cinta de transición. Y aunque lo anterior pueda sonar poco alentador, la realidad es que Marvel podría haber encontrado una nueva fórmula para sus secuelas. Estamos hablando de una trama que explora parte del basto universo marvelita, pero que al mismo tiempo logra centrarse en los héroes y su forma de interactuar con dicho universo.

¿Por qué tanto choro? Porque GotGvol2 podría no parecer mejor que la primera parte a simple vista pero, al menos para nosotros, logra superar -por apenas un poco- lo visto en la primera parte. Con menos espectacularidad, pero con mayor efectividad, James Gunn consigue dejar en claro como un grupo de inadaptados encuentra un lugar dentro de una familia completamente disfuncional. De padre a hijo, entre hermanos e incluso solo recordando; Guardians presenta un lado más emocional que cualquier otra cinta de Marvel.

gotgv22

Y ya que entramos al tema de James Gunn, no cabe duda que el director es uno de los más consentidos por la dupla Disney/Marvel. No solo se encargó de dar vida a un equipo irrelevante en los cómics, sino de sentar esas personalidades en todos los productos subsecuentes al éxito de la primera cinta. Y en la secuela no solo da trasfondo con cada uno de ellos, sino que arriesga en el comportamiento de héroes y villanos, con cambios importantes y, en ciertos puntos, dolorosos para el espectador.

Por ejemplo, Peter Quill no es la piedra angular de la cinta, aunque continua siendo el líder y demás, no es tan importante para el desarrollo de toda la trama. Mientras que Drax (Dave Bautista), Rocket (Bradley Cooper) e incluso Yondu (Michael Rooker), son de vital importancia para entender mejor los cambios en los personajes; mientras que el primero “se roba la película” por el humor que presenta, el resto hace que el sentimentalismo brote de forma encantadora, con todo y Baby Groot (Vin Diesel) dando vueltas por ahí como un evidente comic relief.

Hay un punto en el que Guardianes 2 destaca más que cualquier otra cinta de Marvel: el villano. A la altura de las circunstancias, interpretado de forma asombrosa y poniendo en jaque a nuestros héroes; la forma en que el antagonista asume su papel es tan inesperada como satisfactoria. Y las consecuencias solo producen que todo el trasfondo tenga mayor sentido para los protagonistas y la audiencia.

gotgv21

Cabe destacar que la historia es pequeña en relación a lo que hemos visto en el MCU, aunque importante por los personajes involucrados. De igual manera, aunque lo hace de manera muy superficial, la cinta presenta elementos cósmicos aún más fuertes de los que la primera parte nos mostró. Ojo, llegamos a Guardians 2 con expectativas muy diferentes a las que teníamos en 2014, lo que se puede reflejar en menos “espectacularidad” para muchos, pero no por eso deja de ser una cinta igual de emocionante.

Visualmente alucinante en IMAX 3D, con un soundtrack increíble, pero más discreto, personajes entrañables, un humor igual de ameno que la primera parte y cinco escenas post-créditos que nos vuelan el cerebro. Guardians of the Galaxy Vol. 2 es grandiosa, y lo mejor de todo es que logra ser efectiva por su historia, más que por su humor o alguna otra característica. La película más personal de Marvel a la fecha.

review-guardians-2

@Comic_Verse el podcast de cómics que va desde las clásicas viñetas e historias legendarias hasta las nuevas versiones en el cine y la televisión. Colaborando en la sección de Cine en @JoystickCloud.