Después de su anuncio en el E3 de 2012, era casi imposible no desear ponerle las manos encima al nuevo título que la gente de Ubisoft Montreal estaba desarrollando. Lamentablemente pasó el tiempo y la información sobre este era escasa y cuando por fin lo teníamos cerca un retraso hizo que el juego llegará casi dos años después de su presentación. A pesar de lo anterior la espera ha valido la pena y tenemos en Watch Dogs un gran título que nos brindará no solo un gran rato sino que es el principio de una nueva e interesante franquicia. Hackear es nuestra arma y estamos listos para utilizarla.

[youtube id=”by-vAKKBt-I” width=”620″ height=”360″]

Everything is connected

En Watch Dogs tomaremos el papel de Aiden Pearce un hacker experimentado con el poder de acceder a la red de información más grande de Chicago, el ctOS. Desafortunadamente para nuestro protagonista un suceso extraño durante una de sus misiones lo llevará a tener problemas con la gente equivocada quienes serán los responsable de terminar con la vida de la pequeña Lena Pearce, la sobrina de Aiden, suceso que detonará la trama del juego y que nos conducirá a un camino de venganza.

Para evitar que su familia vuelva a sufrir a causa de sus acciones, Aiden comienza una vigilancia de 24 horas sobre ellos mientras sigue buscando a los responsables de la muerte de su sobrina. Pearce es un vigilante y muy parecido al estilo de Batman y buscará defender a cualquier persona cuando tenga oportunidad, claro que esto siempre lo pondrá más en riesgo a él y a su familia. Quizá la historia parezca un gran cliché, sin embargo, son los sucesos y los personajes que vamos conociendo a través de los diferentes puntos del juego son los que van dando un giro a la trama, ya que sin duda este es el punto más destacable de todo el título.

wd2

Watch Dogs llega a tener muchas historias distintas ocurriendo al mismo tiempo, como ejemplo la primera misión que vamos arrastrando sin mucho avance a lo largo de varios capítulos, incluso a veces puedes llegar a confundirte un poco tras un rato de juego en el que has hecho muchas cosas y sientes que has avanzado poco. He de admitir que a pesar de la gran cantidad de avances mostrados del juego, al principio me costó un poco de trabajo identificar a Aiden y lo que hacia dentro de la introducción del título y la primera misión; pareciera un caso aislado y este “problema” podría cambiar la perspectiva inicial sobre el juego.

La historia en general del título es entretenida y aunque no llega a un punto de perfección es lo bastante intrigante e interesante como para mantenerte pegado al control durante mucho tiempo, cabe destacar que en Watch Dogs, las misiones secundarias están más orientadas a realizar actividades alternas que a ampliar la historia del juego, por lo que podrás dedicarle un aproximado de 13 horas a la campaña y aprovechar gran parte de lo que te ofrece el título.

Hacking is your weapon

El gameplay de Watch Dogs es algo relativamente novedoso, nuestro personaje principal tendrá a su disposición un Smartphone conectado a la red del ctOS , este le permitirá conectarse con una gran variedad de dispositivos electrónicos en la ciudad, desde un caballo de juguete para niños hasta un edificio del mismo ctOS. Este celular nos permitirá también la interacción con todos los NPC dentro del mapa ya que podremos ver algunos datos relevantes de la “persona” que deseemos con solo enfocar con el dispositivo. Es destacable el trabajo que la gente de Ubisoft le dedicó a este apartado, se podría decir que cada habitante de esta ciudad de Chicago es diferente, todos tienen un empleo, un pasatiempo e incluso algunos un delito del cual están siendo investigados o están realizando.

Si lo anterior suena interesante la verdadera joya de este sistema de hackeo se encuentra en las persecuciones policíacas o al enfrentarnos contra enemigos en diversos escenarios. Por ejemplo, durante una persecución a toda velocidad podremos activar los bolardos, semáforos, levantar un puente, activar las tuberías de gas o realizar un apagón para que no nos sigan más, dependerá de que tan bien vayamos conociendo el mapa o prestando atención a las señales para que demos en el blanco y nuestro ataque o distracción nos permita seguir en libertad, hay que destacar que una huida se puede dificultar debido a la increíble inteligencia artificial del juego, que se organiza de gran manera y no se rinde de manera sencilla por lo que tendrás que hacer una buena combinación de hackeos para deshacerse de los policías. A pesar de que lo anterior puede sonar complicado la realidad es que las mecánicas son muy sencillas y basta con apretar y mantener el botón ‘X’ o ‘Cuadrado’ en Xbox y PlayStation respectivamente para realizar algunas de las acciones antes mencionadas.

wd5

En caso de que nuestros objetivos no se encuentren persiguiéndonos y seamos nosotros los que estemos a la caza, el juego nos permitirá aprovechar las mecánicas de hackeo para eliminar o distraer enemigos sin un ataque cuerpo a cuerpo. Para esto usaremos las cámaras de seguridad viendo así nuestro entorno, algunos de nuestros enemigos tienen explosivos que podemos activar o según la información del ctOS pueden tener alguna manera de distracción que nos ayudará a pasar de ellos, pero si lo que queremos es eliminarlos podemos usar las mufas de luz, las tuberías de gas, las grúas o incluso un combinación de estos para quitarlos del camino. Claro que la acción cuerpo a cuerpo y el sigilo al estilo Splinter Cell están presentes, pero es más divertido usar las nuevas opciones que nos ofrece Watch Dogs.

Evidentemente no tendremos todas las opciones a nuestra disposición en un principio y tendremos que conseguir puntos de experiencia para aumentar en nuestro árbol de habilidades las capacidades técnicas de nuestro Smartphone, desde las barras de batería hasta la posibilidad de deshabilitar un helicóptero serán algunos de los puntos que podremos mejorar. Conseguir la experiencia es bastante sencillo, una misión exitosa o un par de actividades secundarias podrían ayudarnos a perfeccionar una de las diferentes ramas que nos ayudaran en futuras misiones. Hay que destacar que aparte de mejorar nuestras habilidades de hackeo también podremos darle una revisada a las capacidades combate o conducción, por mencionar algunas.

Hablando del manejo de los autos, este es un punto muy importante en los juegos del género de mundo abierto y en Watch Dogs parece que queda a deber un poco. En primer lugar se agradece que cambie la forma de manejarse cada uno de los vehículos que encontramos, se puede notar como un auto más ligero va más rápido que una camioneta, cosa que podría ser muy buena sino fuera porque a veces no parece que tengas el control de tu automóvil y este pareciera imposible de frenar para dar una buena curva o para huir de manera más precisa, incluso a veces parece que el auto flota sobre el asfalto y no hay nada que lo detenga, un punto en contra en cuanto al gameplay del título.

Aiden no solo depende de un auto para escapar de sus enemigos o para llegar de un punto a otro, algo que hereda de la serie Assassin´s Creed es la agilidad de los asesinos, ya que a pesar de que no tiene que ir techo por techo, si tiene que emplear la técnica ahora conocida como parkour para escapar de manera más rápida y vistosa de sus enemigos. En cuanto al manejo de armas nuestro protagonista es muy diestro y con la variedad de armas cortas, automáticas y a distancia que nos brinda el título, aprovecharemos el buen sistema de disparos, mismo que podremos mejorar y al que es fácil de adaptarse, además de ser muy impactante en los momentos de acción. Por otro lado existe un sistema que mide nuestras acciones y nos llevará de héroe a terrorista; al ser un sandbox, esto se basa en cuantas personas ayudas o te llevas al otro mundo mientras te diviertes en Chicago, el indicador te aparecerá durante todo el juego y tu decidirás a que punto llevarlo.

wd6

Ya mencionamos que las misiones secundarias no son tan importantes para la historia, pero son de mucha ayuda para obtener experiencia y para sacarle más provecho a nuestra nueva adquisición. Las diversas misiones que encontramos como la obtención de maletines esparcidos por toda la ciudad o evitar un crimen son algunas de las actividades secundarias que tendremos a nuestra disposición, incluso el mapa y los avisos de las misiones que se activen en cuanto estés cerca de una actividad, son una parte importante del juego, ya que si de momento estas distraído o aburrido puedes intervenir en una labor secundaria casi de inmediato. Lamentablemente como suele suceder en los juegos de mundo abierto, estas tienden a volverse repetitivas y abrumadoras, e incluso si las combinas con la campaña tendrás un juego en extremo largo y que parece nunca terminar, claro que esto también puede ser una ventaja para los jugadores que ya sientan empatía con Aiden y su historia.

Watch Dogs es un juego muy completo y al ser un sandbox está obligado a cumplir con muchas de las bases del género, tenemos persecuciones a pie y en autos, una gran variedad de armas, vehículos, personajes que parecen tener vida propia, un mundo que cambia conforme avanza el tiempo y varias actividades que podremos realizar para desestresarnos de la vida cotidiana. Es esos aspectos el juego logra un gran trabajo y en las cuestiones de gameplay hay pocos detalles que comentar, pero importantes, como el hecho de no poder disparar mientras manejamos para obligarnos a dar uso al hackeo y por otro lado la idea de estar siempre descubierto para disparar parece tan de hace dos generaciones que te sacará de quicio en algunos momentos.

Who watches the watcher?

Watch Dogs tiene algunos modos de juego en línea que no son la joya de la corona ni descubren el hilo negro, pero que pueden llegar a ser interesantes para pasar un rato y darle más vida al título. Por un lado tenemos las clásicas carreras, los modos para varios jugadores y la posibilidad de entrar en un mundo abierto con otros usuarios, sin embargo, y como dije al principio, ninguna de ellas es para sorprenderse y podrían quedar a deber, pero del otro lado está la opción más interesante y la que te mantendrá entretenido durante más tiempo, la opción de 1 vs. 1 permite que invadas el mundo “off-line” de cualquier persona, permitiéndole interrumpir su partida para que logres robar información que al final se traducirá en reputación (que viene siendo la “moneda” de los modos en línea).

wd4

Cuando un jugador entre en tu partida tendrás un tiempo límite para encontrarlo en una zona indicada por el mapa, claro que nuestro enemigo no será una copia de Aiden Pearce, sino que será un ciudadano más al que tendrás que detectar con tu celular y eliminarlo para que evites el robo de información. Si logras encontrar al enemigo ganarás la partida y la reputación será para ti, de lo contrario el otro jugador habrá cumplido con su objetivo. A primera vista este modo podría parecer molesto ya que cualquiera en cualquier momento podría abrumarte con una “invasión”, pero no te preocupes ya que podrás desactivar este modo de juego desde el menú principal lo cual no sería muy recomendable.

Por otro lado, hay una app para dispositivos móviles (Android e iOS) que nos permite interactuar de una manera similar al modo 1 vs. 1, en ella controlaremos un helicóptero y podremos guiarlo a través de un mapa virtual de la ciudad de Chicago para que evitemos que Aiden escape de nosotros.  Según avancemos en la app podremos interferir los semáforos, las puertas secretas, los bolardos e incluso disparar desde nuestro helicóptero. El único punto en contra de la aplicación es que tarda mucho en conseguir una partida y según el dispositivo podría ser una tortura jugarlo debido al lag que se produce.

Systems hacked

En lo que se refiere a los gráficos, Watch Dogs es un juego que si bien no nos hace sentir en una nueva generación, si cumple con los estándares actuales en las consolas next-gen y PC. El juego luce increíble, los personajes, los autos, los habitantes y los escenarios tienen un detalle muy bien logrado. Los cambios de día a la noche y los diferentes estados del tiempo hacen que el juego luzca aún mejor. Lamentablemente al principio existe un problema con la carga de texturas que con el tiempo desaparece y por otro lado en ocasiones el juego se ralentiza, en especial en persecuciones donde hay muchas cosas en pantalla. Pese a lo anterior el título es un gran logro en el aspecto gráfico y esperemos que su secuela si alcance los famosos 1080p y los 60 FPS, en especial después de ver el gran trabajo que el equipo logró a la hora de realizar sus cinemáticas. El juego fue revisado en su versión de Xbox One, sin embargo, lo que hemos visto de la versión de Xbox 360 también luce muy bien y no es una mala versión del juego en este punto.

En cuanto al aspecto sonoro, Watch Dogs tiene un soundtrack que te ambienta muy bien a las diversas misiones, pero que no llega a tener un buen impacto a la hora de recordarlo, en cuanto a las estaciones de radio hay que destacar la buena selección musical de Pop, Rock y hasta Hip-Hop que nos presenta, en ocasiones podremos escuchar segmentos de noticias, lamentablemente y parece que gracias al doblaje, este entra muy forzado y se nota que no está tan bien llevado como Weazel News en GTA V. Ya que hablamos del doblaje el juego solo cuenta con su adaptación al español por parte de España, y al igual que Assassin´s Creed, buscan que suene lo más neutral posible, pero a veces no lo logran al cien por ciento. Esperemos que la gente de Ubisoft voltee al mercado latinoamericano para doblar sus títulos en el futuro o que por lo menos de la opción de ponerlo en Ingles subtitulado desde el menú del juego y no cambiando todo en la consola.

wd3

Watch Dogs por fin se encuentra entre nosotros y la espera ha valido la pena, con una historia bastante interesante y un gameplay sólido y novedoso, la nueva franquicia de Ubisoft se ha asegurado un lugar entre lo más destacable de este año y ha iniciado el camino de una nueva franquicia exitosa para la compañía. Seguramente en un futuro no muy lejano nos encontremos ante una secuela de este título que esperamos comprenda los errores cometidos por su antecesor y pula algunos detalles del juego. No cabe duda que la historia de Aiden Pearce y la de distintos habitantes de Chicago nos seguirá durante toda esta nueva generación y más allá.

watch-dogs-1