Es bien sabido que la saga estrella de Capcom es más abundante en las consolas portátiles que en las de sobremasa, agregando que es más popular en tierras asiáticas que las americanas, sin embargo, esta vez la compañía nipona apostó llevar la nueva entrega titulada Monster Hunter: World a PlayStation 4 y Xbox One -próximamente a PC también- mundialmente y sin abusar de mis halagos puedo asegurar que estamos ante el primer GOTY del 2018. Capcom llevo la franquicia a un nuevo nivel técnico aprovechando el hardware de las plataformas como el equilibrio perfecto para ofrecer contenido de juego a los primerizos como también a los veteranos de la serie. Después de muchos días de aventura es posible dar nuestro veredicto.

*Un Nuevo Mundo que explorar*

Antes de comenzar la historia, el juego nos da la oportunidad de personalizar nuestro personaje físicamente, de diferentes maneras y colores, al igual que el compañero gatuno que nos seguirá en el resto de la historia. Posteriormente nos damos cuenta que formamos parte del quinto escuadrón que se dirige por medio de un barco a un lugar llamado Nuevo Mundo, por desgracia nuestra misión es interrumpida por Zorah Magdaros, un ser ancestral que destruye el transporte de los cazadores dando comienzo al gameplay con un clásico tutorial. Básicamente nuesto objetivo principal es conocer sobre el Nuevo Mundo y encontrar la conexión que hay con el gran monstruo que vimos al inicio.

Debo admitir que el argumento del juego en sí es un tutorial para familiarizarte con la serie, mientras más sigas querrás dejarlo a unlado, pero aún con esa probabilidad el interés de conocer nuevos monstruos, localizaciones y mejorar armamento te dejará con la espinita de seguir tu camino gracias a sus asombrosas cinemáticas que representan muy bien el contexto de cada misión. En efecto, al ser pensando también para la gente nueva la dificultad va progresando de manera lineal para no sentir abrumado al jugador entre una misión a otra. Por ello cada misión nos advierte de su complejidad: entre más estrellas posea va aumentando el reto.

Algo muy curioso -y que además me asombró- es que si una bestia se encuentra con una criatura más grande ocurrirá un conflicto entre los dos provocando una ventaja para nosotros o, peor aún, que los dos quieran atacarnos.

Hunt, Farm, Craft

Acabó de resumir el juego, un ciclo que el jugador hará en toda su aventura. Cuando hay que enfrentarse a un monstruo se te presentan dos opciones: lo matas o lo capturas. Con cualquiera de los dos consigues los objetos exclusivos de esa criatura, pero al capturarlo es más probable obtener más y mejores cosas. No es fácil obtener el botín, los monstruos son muy inteligentes y trataran de derrotarte. Cada uno responde de diferentes formas según sea la especie, dígase terrestre o volador. Y el enfrenamiento no es un lugar especifico debido a que el monstruo a medida que sea herido escapará por todo el mapa y nosotros debemos seguir el rastro, algo fundamental para aumentar la información sobre la criatura y sea más fácil conocer sus lugares más frecuentes y demás detalles hasta obtener el beneficio de, por ejemplo, mostrar su paradero únicamente consultando el mapa.

Haciendo un paréntesis sobre las persecuciones de los monstruos, debo destacar el apartado del mapa. Simplemente es increíble que tan grande es cada lugar del juego, y todos los elementos que posee para dar vida al escenario. Además hay niveles o pisos dentro de cada zona aumentando más el área por recorrer. Y lo mejor de todo, no hay puntos de carga salvo al empezar o terminar la partida.

Continuando con el enfrentamiento, debemos aguantar “vara” hasta ver que la bestia esté “en sus últimas”. Observar y conocer sus movimientos como también aprovechar el entorno a nuestro favor como las trampas que lo inmovilizan, cegarlos con el flash de algunas luciérnagas o incluso plantas venenosas. El control no exige mucho para ser dominado; el menú responde muy rápido y aún más si asignamos los objetos necesarios con sólo mover el d-pad para evitar las incomodas interrupciones en el combate, agregando que cada arma tiene un estilo de ataque diferente por lo que tienes muchas opciones hasta encontrar el que más te convenga. Algo muy curioso -y que además me asombró- es que si una bestia se encuentra con una criatura más grande ocurrirá un conflicto entre los dos provocando una ventaja para nosotros o, peor aún, que los dos quieran atacarnos.

Independientemente de como decidas el destino del monstruo, llueven las recompensas de la misión, más las que se hayan recolectado en tu camino, así que no sólo basta con el material de las grandes bestias sino que también cada lugar ofrece distintos objetos que abre más las posibilidades de aumentar y mejorar nuestro inventario. En cuanto al armamento es donde se presencia el síntoma compulsivo de ascender todo y querrás tener lo mejor. Tanto las armas y el set de armadura cuentan con nivel de rareza y habilidades únicas, y conforme avanzas se desbloquea lo sobresaliente que requieren muchos materiales, siendo así es como volvemos al principio del ciclo.

Que la Estrella Azul guíe vuestro camino

El juego trae consigo multijugador y fue implementado de una manera correcta. Creas una sesión que soporta 16 jugadores donde todos pueden interactuar por chat y voz, no obstante para las misiones el límite sigue siendo de 4 jugadores, o 2 si prefieres entrar a la Arena, y es ahí que pueden hacer diferentes grupos para no estar buscando a cada rato partida. Es válido también si quieres participar únicamente con amigos ya que nos da la oportunidad de crear brigadas; así es más rápido jugar con ellos sin problemas.

Gracias Capcom por apostar en este ambicioso título, sin meter nada de microtransacciones o DLC de pago, donde encontré un mundo basto, vivo y detallado tanto en los escenarios como en las criaturas.

Y en casos extremos si lo tuyo es ser lobo solitario, nada te evita hacerlo ya que no hay misión exclusiva -por ahora- que requiera más de un jugador para jugarse. Hay muchas cosas por hacer, entre las cuales, a parte de la historia, están los Encargos, Investigaciones, la Arena, los Eventos especiales o simplemente irte de expedición para farmear. En caso de que se te dificulta algo, en  cualquier momento puedes lanzar una bengala de auxilio que sirve para llamar a otros jugadores y éstos se dirijan hacia ti como respuesta de ayuda.

Si decidiste unirte a un equipo de cazadores, sube la dificultad al igual que las recompensas, con la condición que todos deben estar en sintonía. Explico, si quieren jugar la campaña los jugadores deben estar en la misma misión, por lo que si vas algo atrasado no puedes jugar con los más avanzados mientras que los avanzados sí pueden jugar con los atrasados para ayudar a sus compañeros. O si no tiene nada relacionado a la historia principal, deben poseer el mismo nivel de estrellas para jugar juntos.

Oye, compi…

En conclusión, al ser mi primera vez en tocar un título de Monster Hunter, me ha dejado satisfecho sin recibir ningún problema por ser newbie. Mi aventura de aproximadamente 40 horas (y las que faltan) fueron las más divertidas en lo que jugado en otro juego de PlayStation 4 y Xbox One. Estoy arrepentido de no haberle dado una oportunidad con entregas pasadas. Gracias Capcom por apostar en este ambicioso título, sin meter nada de microtransacciones o DLC de pago, donde encontré un mundo basto, vivo y detallado tanto en los escenarios como en las criaturas. Artes musicales que le dan en el clavo en cada momento del juego. Variedad de cosas por hacer. Un multijugador que me será difícil de dejar atrás. Ofrecer el juego de manera optimo, a pesar de ser grande no sufre casi nada de caídas de frame. Y sobre todo: por recibir con los abrazos abiertos a los nuevos jugadores sin olvidarte de tus fans con antigüedad. En espera de saber lo que nos traerás en un futuro con el nuevo contenido descargable gratuito que nos prometiste.

PROS:

+ Campaña con buena presentación y grandiosas cinemáticas
+ Muchas cosas  por hacer en el Nuevo Mundo
+ Gameplay nada complicado para jugadores nuevos
+ La excelente banda sonora encaja perfectamente en cualquier momento del juego
+ Cada lugar se ve y se siente grande y vivo
+ Jugar en solitario está bien, pero en cooperativo es más divertido
+ Pantallas de carga nada largas
+ Localización del juego (japonés, español, inglés, etc.)

CONTRAS:

-Campaña con buena presentación y grandiosas cinemáticas… que los fans de Monster Hunter tendrán que terminar para recibir el reto que ellos buscan