Reseña – Horizon: Zero Dawn - Joystick Cloud
Joystick Cloud

Reseña – Horizon: Zero Dawn

14 de Marzo del 2017
10:12 AM
Autor: César
Visitas: 2790+
Comentarios: 0
Categorías

Entre el asombro generado por las enormes bestias robóticas, la increíble historia que parece no terminar nunca y el enorme potencial de su protagonista, Horizon: Zero Dawn llega a PlayStation 4 como una refrescante propuesta de un estudio que jamás pudo vencer a Halo. Guerrilla Games dejó los shooters, pero no la ciencia ficción, y adoptó una narrativa con personajes que deseas acompañar de principio a fin.

Horizon me recuerda God of War, Uncharted, The Last of Us y hasta el mismo Killzone; una primera parte de una historia única en la industria, de un género que explotan como los grandes y un potencial que nos hace amar aún más nuestro PlayStation 4. No es perfecto, pero está muy cerca de poner una estrella más en la historia de Sony dentro de la industria que más nos apasiona.

Aloy

El mundo como lo conocemos no existe más. Han pasado más de mil años desde que enormes bestias robóticas controlan las ruinas de la epitome de toda la humanidad. Nadie sabe qué ocurrió, solo existen leyendas sobre seres antiguos que reinaban las tierras que hoy florecen con hermosos colores, en donde la humanidad vuelve a rendir tributo a la naturaleza. Pequeñas tribus por todo globo contrastan de manera irónica con las poderosas bestias metálicas que abundan por el mundo.

hzd1

Nosotros tomaremos el papel de Aloy –en principio una niña y después una curiosa joven. La protagonista vive en los alrededores de una tribu conocida como los Nora, quienes la desterraron desde antes que tuviera conciencia a vivir en el exilio de la civilización, y condenada a pasar toda su vida bajo el cuidado de otro exiliado. El enorme mundo de Horizon se reducía a una pequeña e insignificante parte del mapa para Aloy, lo que terminó por definir a nuestra heroína.

Las ruinas de los antiguos guardaban un secreto para la pequeña desterrada, pues en uno de sus viajes se topó con un objeto llamado Foco. El gadget le permite a Aloy visualizar el mundo desde una perspectiva futurista, al menos en comparación con las tribus, y aprovechar con esto una serie de ventajas en favor de su vida salvaje. El Foco cambió todo para Aloy, el mundo dejo de ser pequeño y las historias de las tribus tenían menos significado que antes.

¿El siguiente paso? Respuestas, no solo para el mundo que se acaba de abrir ante sus ojos, sino a su origen, el de las bestias y el pasado de los antiguos habitantes de la tierra. Aloy se convirtió en una formidable guerrera, combinando su astucia, valentía y curiosidad, con las posibilidades de un dispositivo avanzado a su época. Por otro lado, Horizon: Zero Dawn se convierte entonces en la aventura ya no solo de una curiosa guerrera, sino de dos intrigados personajes.

hzd2

Lo anterior refleja un sentimiento bastante entrañable, pues descubrimos el mundo de Aloy de la misma forma; con la curiosidad por las bestias de aquel primer gameplay en E3 o la sensación de ir cabalgando por las praderas, mesetas, bosques y junglas, e ir descubriendo animales salvajes, ruinas de los antiguos o nuevas bestias metálicas únicas de la región. Horizon permite una conexión única con Aloy, gracias al mundo abierto, más no por su historia.

Al inicio el juego nos deja ver una narrativa similar a The Last of Us, con todos los elementos colocados en una especie de fórmula que apunta al GOTY de 2017. Una historia emocional, audaz y con un futuro prometedor… pero con pocas promesas cumplidas. Mientras que Aloy está llena de personalidad, los personajes extra son planos y sin chiste, ninguno por el que valga la pena luchar o que nos haga regresar a tomar el control. Todo con un toque ligero de banalidad e intelectualismo.

La contrariedad entre la falta de interés por la tribu y su religión, así como el fanatismo por los secretos de los antiguos, es evidente en Aloy y en la historia. Las misiones dentro de las diferentes tribus son rápidas y siempre bajo el pretexto de investigar más del exterior. Lo que ocurre en nuestro mundo podría dar igual, pero lo que ocurrió con los antiguos no puede quedarse sin explicaciones. Podemos pasar más dentro de un viejo laboratorio que en una de las ciudades tribales.

hzd6

Lo anterior no es pretexto para que los personajes secundarios apesten en la mayor parte del juego, con poco contexto sobre su historia y encuentros carentes de emoción alguna. Nada que nos invite a conocerlos mejor y cuando lo –medio- logran, la respuesta es menos que alentadora, con pocos destellos de gracia y un lamentable desperdicio de tiempo de juego. Como mencioné, el valor de Horizon está en su mundo, más no en la historia que nos quiere contar.

Sin embargo, existe un punto muy importante a tomar en cuenta: Aloy, la protagonista del juego compensa de manera increíble la falta de una motivación para rescatar a toda una aldea de personajes genéricos. Aloy es tan importante que terminamos cediendo en misiones repetitivas para luego pasar misiones en cuevas donde solo escuchamos audios y movemos interruptores. La narrativa de Horizon es plana, pero Aloy resalta lo suficiente para soportarla.

En PlayStation no se equivocan al decir que su nuevo personaje tendrá un peso similar al de Kratos o Nathan Drake, pero un descuido en la secuela podría frenar esas aspiraciones por culpa de una trama simplona e irrelevante. Descubrir las incógnitas mencionadas y sorprendernos con el mundo es sencillo, pero el planteamiento de Horizon tiene muchísimo potencial desperdiciado. Hasta duele descubrir la intriga luego de un camino tan poco dinámico.

hzd3

De manera sencilla: Aloy es la nueva Lara Croft, lo que un personaje como Joule de ReCore aspira a ser y lo que Nintendo debería tomar como inspiración para el nuevo juego de Metroid. El personaje femenino perfecto, sin ningún tipo de dependencia o sexualización absurda, con suficiente materia gris para cuestionar su entorno y con una meta que nadie será capaz de obstaculizar. Hasta el momento, el personaje más importante de PlayStation 4.

Zero Dawn

En términos jugables Horizon es como Red Dead Redemption con Far Cry Primal. Lo anterior nos da como resultado un extenso y peligroso mundo abierto, en el que las bestias robóticas dominan diferentes puntos del mapa y buscaran eliminarte a toda costa en caso de que les hagas daño o quieras capturarlas. Con un sistema de juego sencillo, Horizon logra que las maravillas de su mundo se adapten a mecánicas en pro de la exploración y de la siempre agradable satisfacción del dominio mujer-maquina.

Para poder dominar Horizon tenemos un clásico arco de cacería y todo lo que la naturaleza nos pueda ofrecer… teniendo en cuenta que naturaleza aplica igual para el jabalí que acabas de cazar como para el cocodrilo robótico que te asesino en la última partida. Reunir recursos de todo lo que podamos es esencial, para curarnos, crear pociones o municiones. En general es un sistema que ya conocemos de pies a cabeza.

hzd4

El cambio se encuentra a la hora de enfrentar a las nuevas bestias y de encontrarlas por el mapa. El Foco nos permite visualizar al estilo Arkham nuestro entorno, lo que dejara a simple vista las debilidades del enemigo; una vez hecho esto solo debemos atacar al punto que brilla y debilitar al rival para después quitarle las piezas clave para nuestro progreso. Cabe destacar que tendremos limitantes en el inventario, mismas que podremos eliminar con mejoras constantes al reunir ciertos materiales, de igual forma contamos con una progresión por niveles y con un árbol de habilidades.

La progresión es sencilla, basta con apegarnos a la historia para salir victoriosos, aunque siempre podemos reunir familias o encontrar reliquias especificas en las misiones secundarias para avanzar unos niveles más antes de una batalla importante en la campaña. Por suerte, la dificultad es un reto exquisito, de esos que no nos dejan dormir por lo difícil y que en momentos nos hacen recurrir a bajar un poco la intensidad para seguir avanzando. En la dificultad más alta recomiendo poner atención a toda la progresión de habilidades, así como a los aumentos de recursos y municiones.

Regresando al mundo abierto, la posibilidad de dominar a las maquinas disponibles es lo más sobresaliente. Lo mencionado implica que investiguemos el origen de las criaturas, desarrollemos habilidades de sigilo y que estemos listos para una pelea cuando todo salga mal. Entre dominar máquinas y conseguir recursos, el juego nos obliga a explorar, comerciar y desarrollar nuestras habilidades, no solo dentro del juego sino como parte de las mecánicas a la hora de las peleas con jefes de nivel.

hzd5

El mundo de Horizon es lo suficientemente sorprendente como para saltar del asiento al descubrir que la sombra que veías a lo lejos es en realidad una especie de dinosaurio metálico, que luego cobra mayor sentido con los secretos de la historia. Pocos juegos me han impresionado tanto a la hora de entrar a una zona nueva y criaturas nunca antes vistas, no solo para el jugador, sino para el protagonista. Un asombro que empata dos perspectivas de un mundo desconocido de manera única y emocionante.

A diferencia de la historia, el gameplay de Horizon parece implacable, con un grado de precisión que nos recuerda el pasado shooter en los desarrolladores. Aunque con una variedad de armas limitada, dejando al arco como principal opción y el resto como complementos para hacer del tiro con arco algo más sencillo/efectivo. Evidentemente el escenario parece no prestarse para una galería de armas más extensa, pero al menos una espada hubiera estado bien.

Horizon

¿El apartado técnico de Horizon? Impecable… al menos en un PlayStayion 4 PRO. En un PS4 normal hay algunos errores que parecen dejar a la consola original por detrás de los estándares de Guerrilla. Texturas que no cargan por completo, caídas en las animaciones, cinemáticas que se traban y cortes abruptos en las acciones del juego. En mi sesión de más de 15 horas los errores se presentaron de manera un tanto constante, sin ser un elemento que arruinara la aventura, pero que se dejaban ver de forma constante. Repito, puede ser cosa de la consola, siendo Horizon el momento pretexto perfecto para dar el salto a una consola PRO.

hzd7

Dejando eso de lado, visualmente el juego luce increíble, probablemente el título que mejor se ve en PlayStation 4, pues tiene más que ofrecer en cuanto al estilo de arte, lo futurista de las bestias y los tribal de los habitantes. Una mezcla que resalta el acabado técnico en las animaciones, gestos y demás elementos visuales. Horizon me hizo recordar la emoción por los gráficos de Killzone 2 en 2009… buenos tiempos con el PlayStation 3.

Siguiendo dicha línea, el aspecto sonoro es igual de increíble, con una mezcla perfecta entre sonidos ambientales, voces y música de fondo. Eso sí, al menos en la versión doblada hay que hacer algunos ajustes para que la voz se escuche perfecto y el sonido de fondo no la deje fuera. Sobre el doblaje, hace falta mucho trabajo en Horizon para que la voz logre transmitir algunos de los matices del guión, siendo ésta una de las razones por las que los personajes secundarios no crecen al mismo ritmo que Aloy, terminando en un plano genérico. Lo anterior aplica solo en el doblaje latino, y solo en los personajes secundarios, ya que Aloy tiene un excelente trabajo actoral.

Horizon: Zero Dawn tiene toneladas de potencial por explotar. Una historia de ciencia ficción de la que podríamos sacar una secuela o precuela, un mundo lleno de vida por descubrir y misterios por desenterrar, personajes que no despegaron nunca y una protagonista que merece un lugar junto a Lara Croft y Samus Aran. Creo que ya lo he dejado claro a lo largo de la reseña: Horizon: Zero Dawn es el mejor juego de PlayStation 4 a la fecha, y el hecho de poder competir con Breath of the Wild al tú por tú, no es cosa fácil.

horizon-zero-dawn

LCC. Director de @JoystickCloud. Host en @Comic_Verse. Maestro Pokémon. El más buscado de Liberty City.