13 – Pokémon Omega Ruby & Pokémon Alpha Sapphire

La Nintendo 3DS fue la consola que vio cumplir los sueños de un montón de jugadores con la llegada de los remakes de Ruby y Sapphire. Ambos juegos aprovecharon todos los recursos de la sexta generación para transformar los gráficos bidimensionales del Game Boy Advance en una experiencia visual increíble para todos los fanáticos de Hoenn. Y no solo eso, las increíbles mega evoluciones también se agregaron a esta aventura y los primeros en integrarse a esta moda fueron los iniciales de la región: Sceptile, Blaziken y Swampert.

Nintendo le cumplió a los fanáticos y los remakes se volvieron rápidamente un éxito en la consola. El competitivo y la crianza tuvieron un lugar predilecto entre los jugadores de Hoenn que no dudaron en tomar estas versiones como los juegos “de cajón” para continuar su misión de ser siempre el mejor. Mientras que la historia también se renovó de forma interesante con la aparición de otras dimensiones, los cameos de personajes importantes de otras regiones y la continuidad de la historia que vimos años atrás en nuestro Game Boy Advance.

Lo bueno:

– Las nuevas formas de Groudon, Kyogre y Rayquaza.

– La integración del Pokénav a la segunda pantalla del 3DS.

– Nuevas y poderosas mega evoluciones.

Lo malo:

– Pocas novedades respecto a los juegos originales.

– ¿En serio los villanos quieren un mundo lleno de agua o tierra?

12 – Pokémon Ruby & Pokémon Sapphire

Fue en la región de Hoenn donde la idea del juego competitivo de Pokémon explotó ante los jugadores. La llegada de las naturalezas y las habilidades extendían esta vertiente de la serie hasta un punto lleno de cálculos, combinaciones y variables que para muchos parecía imposible entender. Sin embargo, Ruby y Sapphire lograron que el reto se convirtiera en una misión llena de momentos increíbles junto a tus rivales y sus Pokémon. Después de Kanto, la región de Hoenn es una de las más importantes en el mundo Pokémon.

Y es que la Game Boy Advance le dio a la serie una profundidad única en cuanto a música, historia, gráficos y experiencias reales. Fue aquí donde los eventos para conseguir Pokémon especiales comenzaron a salir de Japón y Estados Unidos para brindar alegría en otras partes de mundo. De igual forma vimos como la serie creció entre nuevos jugadores por la popularidad de la consola y el anime, así como los más veteranos ya se perfilaban para meterse de lleno al competitivo, la crianza y hasta los concursos Pokémon.

Lo bueno:

-Algunos de los mejores Pokémon de toda la historia.

-Para muchos se convirtió en el juego definitivo de la serie.

– La explosión del juego competitivo y los eventos masivos.

Lo malo:

-La historia principal es bastante absurda.

-No hubo compatibilidad con los juegos de Game Boy y Game Boy Color.

– Los eventos no llegaron a todo el mundo en esta nueva etapa.

11 – Pokémon Gold & Silver

Estamos intentando ser lo más objetivos posibles respecto a los diferentes juegos de Pokémon. Desde el anterior punto en adelante podríamos decir que nos encontramos ante aquellos títulos que no solo cambiaron la serie, sino que lograron llevarla a un nuevo nivel. En el caso de Oro y Plata no solo fue una secuela perfecta y con el mismo sentimiento de las primeras entregas, sino que además hizo algo que jamás hemos vuelto a ver: dos regiones en un mismo videojuego.

Seguramente lo nuevo del concepto y la cercanía del equipo con el proyecto (en cuanto al éxito y el tiempo entre juegos) fueron culpables de que Gold & Silver se vieran como un paquete completo para los primeros jugadores de la serie. Johto perfeccionó la entrega anterior con la presentación de la crianza, los Pokémon shiny, nuevos tipos para balancear el competitivo y una “doble historia”. El propio crecimiento de la serie ha evitado que otros juegos puedan entregar más de una región en los cartuchos de Nintendo.

Lo bueno:

– Retrocompatibilidad con los Pokémon de las entregas anteriores.

– La posibilidad de regresar a Kanto y ver la evolución de la región.

– ¡Pokémon de otros colores!

– Nuevas Poké Ball.

Lo malo:

– Su cercanía con Kanto ha dejado a Johto sin una identidad propia.

– ¡La maldita Miltank de Blanca!

10 – Pokémon Crystal

Podríamos decir que Crystal es la primera tercera versión de Pokémon; Pokémon Yellow es más una adaptación del anime y no cambia los elementos del juego original. Si ya de entrada Oro y Plata nos habían colocado ante un reto que parecía interminable, esta versión optó por expandir dicho mundo con características que se quedarían como un estándar: la posibilidad de encontrar a los legendarios de portada en el mismo juego, elegir entre hombre y mujer para nuestro personaje y la aparición de criaturas especiales como Celebi.

Crystal es la mejor versión de la segunda generación y su éxito permitió que la serie continuará como hasta ahora. Y es que antes del competitivo, Pokémon buscó que los jugadores se quedarán pegados a su Game Boy con el post-game. El protagonismo de Suicune provocó una nueva línea argumental dedicada a este personaje e independiente a los eventos de Ho-Oh y Lugia; además los japoneses tenían la misión especial de Celebi y todos los demás contábamos con el debut de la Torre de Batalla. Para estas alturas Pokémon ya dominaba el mundo… y no había vuelta atrás.

Lo bueno:

– Una sorpresa respecto a toda la expansión de los juegos originales.

– Los eventos especiales despertaron un interés masivo entre los jugadores.

– El anime se apoderó de la línea gráfica de Pokémon.

– ¿Eres un chico o una chica?

Lo malo:

– Ya no era compatible con Game Boy y Game Boy Color.

– Pasamos de dos juegos a tres… y contando.

– El evento de Celebi nunca salió de Japón.

09 – Pokémon X & Pokémon Y

En 2013 Game Freak dio el salto de los sprites 2D a los gráficos en 3D que Pokémon pedía a gritos desde hace años. La región de Kalos fue la primera en dejarnos ver a estas peculiares criaturas de la misma forma que ya lo hacía el anime y algunos juegos en consolas caseras. La evolución de este juego fue más visual de lo que estábamos acostumbrados y la recepción trajo de vuelta la serie a los primeros lugares de ventas a nivel mundial. Por supuesto que lo que más recordamos de aquellos días es la Mega Evolución; un nuevo nivel que solo algunos Pokémon podían alcanzar en conjunto con sus entrenadores.

La Mega Evolución trajo de vuelta la nostalgia por regiones como Kanto y Hoenn, con un toque de innovación que todo el mundo aceptó sin problemas. X & Y liberaron al 3DS de los problemas que enfrentó al inicio y el juego competitivo tuvo un nuevo aire gracias a mecánicas más “sencillas” en relación con la crianza, las batallas y el entrenamiento de nuestras criaturas de bolsillo. Junto al juego el anime vivió una de sus mejores temporadas con Ash Ketchum llegando (y perdiendo) la final de la Liga Kalos. Pero él verdadero éxito estaba en su nuevo motor gráfico combinado con sus opciones en línea.

Lo bueno:

– ¡Pokémon con polígonos!

– Un sistema de juego más accesible para los que buscaban entrar al competitivo.

– Modos en línea perfectos

– ¡Mega Shinka!

– Charizard por fin se convirtió en Dragón.

Lo malo:

– Caídas de frame rate constantes y molestas a lo largo de todo el juego.

– Ninguna novedad con las capacidades 3D de la consola.