Este 27 de febrero Pokémon cumple 23 años de éxito en la industria de los videojuegos. Una cifra que grandes clásicos de Nintendo han superado con relativa facilidad, pero que ninguna otra serie ha alcanzado manteniéndose en el éxito continuó como las criaturas de bolsillo de Game Freak.

Pokémon es uno de los pilares más divertidos y extraños de la cultura pop. Una franquicia tan importante que sigue conquistando seguidores con tan solo traer de regreso a las primeras 151 bestias de la Pokédex, dejando las sorpresas de nuevas regiones como un bono para aquellos que no dejan de comprar las versiones de las consolas portátiles de Nintendo.

¿Qué ha hecho tan popular a Pokémon? Definitivamente no han sido los videojuegos… o al menos no los títulos de la serie principal, pero sí el concepto de aquel par de cartuchos que vieron la luz en el primer Game Boy con una de las premisas más simples y adictivas: atrápalos a todos.

Justo ahí es donde comienza la magia, pero primero un rápido recuento.

Dr. Bug

Satoshi Tajiri es el creador de Pokémon. Tajiri fue conocido durante su niñez como “Dr. Bug” por su gran afición a coleccionar insectos en Japón. De hecho, su historia es muy similar a la de Shigeru Miyamoto, pues sus aventuras por la naturaleza y la transformación de los lugares que solía visitar lo empujaron a llevar su experiencia al resto del mundo a través de los videojuegos; específicamente a enviar y recibir insectos por medio del Link Cable del Game Boy.

Con los objetivos listos Satoshi Tajiri unió fuerzas con Ken Sugimori (quien posteriormente se encargaría de dar vida a los primeros Pokémon con su increíble estilo de arte) para convertir la revista Game Freak en un estudio con un apenas competente kit de desarrollo conseguido por piezas en Akihabara. De algún modo poco conocido, ambos lograron vender la idea a Nintendo y comenzaron el desarrollo de un videojuego que saldría para una consola prácticamente muerta.

Sin ahondar en detalles, Shigeru Miyamoto también fue parte importante del desarrollo de los primeros juegos de Pokémon. El creativo japonés fue el encargado de dividir la experiencia en dos cartuchos, buscando que la idea del coleccionismo creciera al querer completar la Pokédex y no poder encontrar a todas las criaturas en un solo juego. Después de todo no fue solo una idea de mercadotecnia.

Te invito a leer un artículo que escribí sobre Pokémon Red & Green en Missing Number. Ahí exploró un poco más el desarrollo de los juegos mencionados tomando como base el documento conocido como Capsule Monsters.

Ahora sí… ¿qué hace tan especial a Pokémon?

En Japón el fenómeno de Pokémon se desató con la aparición de Mew. La revista Coro Coro fue la encargada de entregar al Pokémon singular como parte de una promoción para sus lectores, lo que terminó por convertir un juego bastante aceptable en el #1 en ventas de Japón. El misterio de Mew fue la clave de todo, un Pokémon que no podías conseguir jugando normalmente y que te alejaba de la meta: atraparlos a todos.

No importa que sean tazos, tapas de refresco, juguetes de la cajita feliz o las criaturas de Sun & Moon o Pokémon Go; tienes que buscar la forma de conseguirlos a todos. Claro que siempre habrá un lugar especial para las primeras 151 criaturas. Y esa es la otra parte del éxito: la nostalgia.

Como mencioné al inicio, los videojuegos no son el eslabón más fuerte en la franquicia de Pokémon. Si somos completamente sinceros, fue el anime lo que terminó por desatar la “fiebre amarilla” en el resto del mundo. Hasta el momento las 21 temporadas de Pokémon suman más de 1000 episodios emitidos; sin contar especiales, películas, OVAS, spin-offs y pequeñas animaciones para algunos videojuegos. Y hasta eso, no es un mal anime.

En México la popularidad de Pokémon lo llevó a estar en prácticamente todas las televisiones con señal abierta en el país. Las mamás conocieron y se hartaron de  Pikachu de la misma forma que a Goku u Oliver Atom. Y por si lo anterior fuera poco, parecía que todas las marcas de -deliciosa- comida chatarra tenían algún coleccionable de Pokémon, lo que rápidamente nos regresa al punto de atraparlos a todos… en donde sea.

Hoy en día la serie se sigue transmitiendo por Cartoon Network y Canal 7, en este último gracias al éxito de Pokémon Go hace casi tres años.

Y bueno, ya que tocamos el tema de Pokémon Go, el videojuego de Niantic es el ejemplo perfecto de cómo es que la nostalgia por los primeros Pokémon lo es todo para la franquicia. Regresa un poco atrás y recuerda a todos los que estaban con su smartphone en las calles de la CDMX capturando “pokémones”. Todos estaban obsesionados con las criaturas de Game Freak por tratarse de las mismas bestias que vieron por primera vez en la televisión, en un tazo o en el cereal.

Ni siquiera tiene caso hablar sobre la dura baja de jugadores de Pokémon Go, pues el ciclo de la franquicia siempre se repite. La llegada de una nueva generación hizo que los usuarios casuales se alejaran, pero la presencia de marca combinada con el cariño por los Pokémon clásicos hizo que el éxito de Niantic se mantuviera estable durante los años siguientes. Hoy todavía es común ver gente jugando Pokémon Go en la calle y en los días de la comunidad parece que el fenómeno jamás se extinguió.

El caso de Pokémon Go es curioso por la dualidad de personajes en las calles. Y es que seguramente los gamers de 3DS prefirieron continuar su aventura en Alola en lugar de Chapultepec, pero el resto de los usuarios la pasó bomba durante varios meses preocupándose únicamente por sus datos y la pila de su teléfono. Pokémon es un videojuego poco casual cuando lo explotamos en el competitivo, pero sus personajes son de las cosas más populares que existen hoy en día.

Sin salirnos del 2016, año en que Pokémon celebró su 20 aniversario, podemos hablar un poco de Pokémon Sun & Moon que -según yo- son los mejores juegos de la serie… pero no los más populares. La séptima generación llegó al 3DS con una extraña sensación de oportunidad y misterio por culpa de Niantic. A finales de aquel año Pokémon gobernaba la Tierra como si fuera 1999, pero eso no les garantizó un éxito mediático a los juegos de Game Freak.

Al menos yo no conozco a nadie que se comprara un 3DS para dar el salto de Go a Sun y Moon, pero conozco a muchos que hasta el día de hoy no dejan de jugar Pokémon Go de manera casi religiosa. No es queja, solo me pareció extraño que Nintendo no aprovechará la situación para vender más 3DS o cartuchos. Tardaron dos años en hacer eso, pero ahorita hablamos de Let’s Go Pikachu y Let’s Go Eevee.

Sobre Sun & Moon les hablé en su respectiva reseña y lo sigo diciendo: son los mejores juegos de la serie. El único problema es que Pokémon sigue un poco estancado en este asunto de mantener una línea amigable para los nuevos fanáticos. Por suerte, Pokémon es la serie que más riesgos corre en Nintendo y eso podría ser un alivio para los fanáticos. Y siempre que hablo de esto mencionó al enemigo #1 de Pokémon: Digimon.

En 2016 Digimon Story Cyber Sleuth nos presentó un Pokémon en 3D que simplifica muchas de las tediosas mecánicas de Pokémon: la crianza, evolución y peleas contra NPC. Básicamente Digimon logró hacer el mejor clón de Pokémon y de no ser por Sun & Moon también se habría colocado como el mejor juego de Pokémon… al menos para un solo jugador. No digo que quiero un juego más simple, pero pasaría(mos) más tiempo en Pokémon si no tuviéramos que dedicar decenas de horas a conseguir un Pokémon perfecto. Igual eso lo explico en mi reseña de Cyber Sleuth.

Lo que no podemos dejar pasar es que Digimon no pudo ni siquiera acercarse a la enorme comunidad de jugadores que hay en 3DS. De hecho, en aquellos días Pokémon también enfrentaba a su nuevo gran rival: Yokai WatchEl juego de Level 5 repitió la fórmula de Pokémon: triunfar en Japón con criaturas divertidas y llegar a occidente acompañado de un anime y un montón de merchandising. Durante todo 2015 Pokémon sufrió como pocas veces en su historia… pero después llegó Pokémon Go y se acabó la competencia.

Regresando con Pikachu y compañía. Let’s Go PikachuyLet’s Go Eeveeson juegos raros, pues la combinación de las mecánicas de Pokémon Go en un juego clásico como lo es Pokémon Yellow no funcionan tan bien como pensamos en cuestiones de entrenamiento o competitivo, mientras que la exploración del mapa y el contacto con los Pokémon es una absoluta joya; sin contar los increíbles gráficos en 3D y el homenaje musical a la franquicia. Seguramente la octava generación tendrá que explorar ese camino.

¿Qué sigue para Pokémon?

Bueno… podríamos estar ante el año más importante de la franquicia. En primer lugar, la octava generación será la culminación de las mecánicas clásicas que se explotaron con mucha precisión en Sun & Moon, combinadas con las tendencias de conectividad que hay en Pokémon Go y el apartado técnico de Let’s Go Pikachu y Let’s Go Eevee. Sin contar que nos encontramos ante el primer Pokémon canon en una consola casera de Nintendo.

Con estos puntos podríamos encontrarnos ante la poderosa premisa de un Pokémon Ruby & Sapphire, la revolución tecnológica de Pokémon Pearl & Diamond y el perfeccionamiento de mecánicas que vimos en Pokémon Sun & Moon. Yo no puedo imaginar algo tan perfecto.

Hasta el momento la información relacionada con la octava generación se limita al tráiler que se presentó esta mañana. Sin embargo, Pokémon Sword yPokémon Shield podrían ser la combinación perfecta de los elementos más recientes dentro de la franquicia. De entrada el potencial gráfica optó por un diseño más sobrio que los personajes kawaii que vimos en Let’s Go Pikachu & Eevee, mientras que el modelo de la historia clásica a través de los 8 gimnasios parece estar de regreso para una historia más competitiva.

Lo único que nos sorprende es que Nintendo haya optado por omitir alguna mención de Pokémon Go. De hecho, Junichi Masuda, productor de ambos juegos, menciona que Shield & Sword que los juegos están hechos para aquellos veteranos en la serie, los cuales no son muy fans de Pokémon Go… aunque después dice que también es perfecto para nuevos jugadores e incluso para los que se unieron con Let’s Go.

No sería una sorpresa que Game Freak quiera mantener separados sus productos más populares, pero sería absurdo que una cosa tan popular como Pokémon Go no se integre a las mecánicas clásicas (de forma menos literal que Let’s Go Pikachu) en la región de GalarLa combinación de ambos productos podría ser la clave para el futuro de la serie y una buena forma de atraer fanaticos a Switch.

Pikachu the Movie

Y no solo eso. Pokémon también dará el salto a la pantalla grande este año con Detective Pikachu. El próximo 10 de mayo se estrenará la cinta protagonizada por Ryan Reynolds como Pikachu… sigue siendo extraño escribir esto. Y todo parece indicar que Warner Bros. le tiene grandes esperanzas a la película, pues según algunos informes la productora estaría preparando todo un universo cinematográfico inspirado en Pokémon, teniendo como próximos proyectos las “adaptaciones” de Pokémon Blue y Red… ¿vieron cómo regresamos a los primeros 151 Pokémon?

Y claro, de nueva cuenta son los Pokémon clásicos los que han tomado la batuta de la cinta. Bulbasaur, Charizard, Jigglypuff, Snorlax, Mr. Mime, Squirtle y, por supuesto, Pikachu, son la imagen de esta nueva y emocionante aventura. Claro que todo podría explotarle en la cara a Warner Bros. y Game Freak; pero, por extraño que parezca, la película de Pokémon no se ve mal. Y eso que está inspirada en un videojuego que no es nada popular entre los seguidores de la franquicia amarilla.

Detective Pikachu llegó a la eshop japonesa en febrero de 2016, siendo el primer título de Pokémon en unirse a los festejos por el 20 aniversario de la serie. Tan solo unos meses después, y justo en medio del fenómeno alrededor de Pokémon Go, Legendary Pictures anunció que desarrollaría una película inspirada en Detective Pikachu.

En Detective Pikachu existe un muy inteligente Pikachu que puede comunicarse con un niño y juntos resuelven crímenes en el mundo Pokémon. En la película Pikachu ayudará a un ex entrenador Pokémon a esclarecer el misterio sobre la muerte de su padre… espera ¿QUÉ?… Y Pikachu es adicto al café. Y sale Omar Chaparro con un Charizard. Pokémon es la serie que más se arriesga en Nintendo.

No sabemos si la película tendrá repercusiones en los próximos juegos de la serie, pero seguramente tendremos un nuevo boom de Pokémon en mayo; apenas unos días después del desenlace de Avengers: Endgame. En pocas palabras, Pikachu ya no solo busca ganar la Liga Pokémon, ahora quiere destrozar la taquilla mundial y acabar con Star Wars y Marvel.

… ¿Y Ash Kethum?

Ahora sí. Lo último que vale la pena recordar sobre la popularidad de Pokémon tiene que ver precisamente con la Liga Pokémon. En aquel legendario 2016 también pasó algo inédito: Ash Ketchum, entrenador Pokémon de Pueblo Paleta, llegó a la final de la Liga Kalos. Y perdió. Lo inédito no es que perdiera, sino que llegará a la final. Es como si todas las cosas que soñamos en 1999 se hubieran hecho realidad en 2016. Incluso tuvimos las extraordinarias Pokémon Generations para volvernos locos.

En fin. Este año Ash podría llegar a la Liga de Alola en el anime… pero nuestras esperanzas no son las mismas que hace tres años. Claro que si Ash logra avanzar hasta la final estaremos ahí para apoyarlo. Cabe destacar que Detective Pikachu se convirtió en una realidad gracias a que el protagonista es un ilustre desconocido… o sea que no hay planes de llevar al pierde ligas a Ash Ketchum al cine… al menos no por ahora.

Resumiendo todo esto… 2019 es el año de Pokémon. Y la razón por la que no ha dejado de ser un éxito es que siempre vamos a querer más y más Pokémon. Atraparlos a todos es un tarea que pocos podemos lograr, pero que todo el mundo puede disfrutar. 

Por cierto, ¿cuántas veces viste esta imagen el año pasado?