Hace un par de años -justo en medio del hype por Pokémon G0-, Ash Ketchum de Pueblo Paleta se enfrentó a Alain de la región Kalos en uno de los mejores combates Pokémon que el mundo ha visto. Lamentablemente, Ash perdió aquella batalla… pero siempre nos quedará el increíble recuerdo de ver luchar a nuestro héroe hasta el final.

Aquí te compartimos el resumen de la final de la Liga Kalos ocurrido el 18 de agosto de 2016:

Kalos tiene un nuevo campeón: Alain ha logrado vencer a Ash Ketchum en la pelea más emocionante que se ha podido ver en la flamante región X & Y. Tras casi una hora de combate, ha sido el equipo liderado por Alain el que ha logrado salir avante en un duelo donde los seis Pokémon de cada entrenador tuvieron que ingresar al terreno de batalla. Y como se esperaba, la gran final se definió con la espectacular lucha entre Mega Charizard X de Alain y Ash-Greninja de Ketchum.

La lucha por la Liga Kalos inició en el escenario de roca y agua con Tyranitar y Pikachu en la arena. La habilidad natural de Tyranitar provocó que el campo de batalla se cubriera con una intensa tormenta de arena que claramente ponía en desventaja al elegido por Ketchum. Sin embargo, la experiencia del originario de Pueblo Paleta se hizo presente al provocar una especie de lluvia con la cola de Pikachu y con ello no solo acabar con la tormenta de arena, sino también con la ventaja de Tyranitar.

A pesar de que Tyranitar puso resistencia durante algunos minutos más, fue Pikachu quien logró salir adelante al impactar a su oponente con una poderosa electrobola, consiguiendo la primera victoria de su equipo. El segundo combate de la tarde se dio entre Noivern de Ash y Weavile de Alain; una lucha donde los tipos de ambos peleadores fueron un factor a tomar en cuenta. Lo anterior quedó más que claro cuando un rayo de hielo lanzado por Weavile alcanzó a tocar una de las alas de Noivern, haciéndolo caer y dejándolo en charola de plata para el golpe final de su rival.

Con el marcador empatado el siguiente Pokémon de Ketchum no fue elegido precisamente por él. Hawlucha salió al campo de batalla para vengar a su compañero y con su ventaja de tipo logró hacer frente a Weavile con distintos ataques cuerpo a cuerpo, culminando la hazaña con una poderosa plancha voladora. Lamentablemente para Ash su ventaja no duró mucho, pues el siguiente Pokémon de Alain logró vencer a un inspirado Hawlucha con tan solo tres ataques. Bisharp paralizó al de tipo lucha y con una poderosa Guillotina acabó con las aspiraciones del peleador, regresando la pelea a un empate entre ambos entrenadores.

La siguiente parte del duelo dejó la tierra firme para pasar a un combate aéreo entre Talonflame de Ash y Unfezant de Alain. Las emblemáticas aves de la región de Kalos y Unova, respectivamente, dieron todo de sí en una lucha que solo pudo concluir con un demoledor empate para ambas criaturas. Tras el doble K.O. la pelea seguía empatada y cada entrenador había perdido a tres de sus Pokémon, lo que significaba un cambio de arena para la segunda parte del combate. Con las verdes praderas listas, Ash regresó a la pelea con Pikachu, mientras que Alain optó por Metagross.

A pesar de la enorme diferencia de tamaños entre ambos Pokémon, el inigualable poder de Pikachu fue suficiente para dejar fuera de combate a Metagross. Si bien la pelea parecía tener al entrenado por Alain como favorito, en especial después de acertar varios golpes sobre el de Ketchum, la estrategia usada por Ash fue lo suficientemente arriesgada para obtener la victoria con un fulminante ataque de cola de hierro sobre Metagross. Definitivamente nunca habíamos visto un Pikachu tan decidido a obtener la victoria.

Con la ventaja de su lado, Ash mantuvo a Pikachu para la ansiada llegada del Charizard de Alain. El inicial de Ketchum no doblegó su espíritu ante la poderosa bestia que tenía frente a él y consiguió dar algunos golpes a dicho Pokémon antes de caer ante un poderoso lanzallamas. La derrota de Pikachu trajo al campo de batalla al penúltimo compañero de Ash para hacer frente una vez más a Bisharp. En una pelea bastante rápida el aclamado Goodra no pudo ante su rival y sucumbió ante los poderosos ataques del tipo siniestro.

Ash lanzó a su último Pokémon a jugarse el todo por el todo. Greninja hizo aparición y logró salir victorioso ante un Bisharp que venía en plan grande, pero que no duró más de dos minutos ante el mejor Pokémon de Ketchum. Con el empate provisional los espectadores pudimos disfrutar del esperado encuentro entre Charizard y Greninja, en lo que para muchos será recordado como la batalla Pokémon más impactante de sus vidas.

Con ataques contundentes la pelea entre ambos Pokémon inició con una clara ventaja de tipo y fuerzas con el de Pueblo Paleta. Sin embargo, Alain supo compensar sus debilidades con ataques cuerpo a cuerpo de su Charizard para luego dar paso a la Mega Evolución al tiempo que Greninja sincronizaba su poder con su entrenador para cambiar de forma. Aunque el combate entre los dos Pokémon fue bastante rápido, el poder de ambos hizo vibrar la arena ante los constantes lanzallamas y shuriken de agua que vimos en las praderas. Ninguno de los Pokémon se quería quedar atrás y los entrenadores también ponían de su parte para ayudar a su compañero a salir con la victoria.

Anillo Ígneo fue el último ataque que logró conectar Charizard, mismo que Greninja intentó detener con su Shuriken de Agua. Luego de que los ataques especiales hicieran explosión en medio del campo de batalla y luego de que el humo se disipara por completo tuvimos al ganador del encuentro. Visiblemente mermados ambos Pokémon se mantuvieron de pie ante la expectativa del público que vio como Charizard aguantaba hasta el último instante; al contrario de Greninja que se desvaneció en el campo al mismo tiempo que su entrenador. La pelea final por la Liga Kalos había terminado. Con un Pokémon de pie, Alain se coronó en su primera participación en la Liga Pokémon.

En la ceremonia de premiación Alain recibió el trofeo de la región de Kalos de parte de la famosa ex campeona Dianta, al mismo tiempo la celebración de miles de aficionados comenzaba a escucharse en cada rincón de Ciudad Luminalia. Los entrenadores de todo el orbe han visto consagrarse a un nuevo campeón que supo aprovechar todas sus oportunidades y dejó en claro que los torneos de la Liga Pokémon no son un juego de niños.

Solo el tiempo nos dirá que tan alto puede llegar Alain en compañía de sus Pokémon y qué lección aprenderán los rivales que ha dejado en el camino.