Este 2019 la primera película animada de Pokémon cumple 20 años de su estreno en América. Pokémon The First Movie: Mewtwo Strikes Back fue la presentación oficial del fenómeno que Pikachu y compañía estaban causando en toda una generación alrededor del mundo. En aquellos días todos teníamos un objetivo: atraparlos a todos.

 Y fue así como Pokémon se convirtió en una de las franquicias más rentables de la industria del entretenimiento.

Con la llegada de la película fue bastante evidente que ya no solo eran videojuegos exclusivos de las consolas de Nintendo, también estaba el anime (que al día de hoy supera los mil episodios);  juguetes y peluches de las más de 800 criaturas; aviones, autos y trenes temáticos; Pokémon es probablemente la única serie que puede presumir ser más grande que la propia Nintendo.

¿Quién es ese Pokémon?

Lo anterior no es solo una cuestión de popularidad. A diferencia de otras series de Nintendo como The Legend of Zelda, Metroid, Splatoon o Super Mario Bros., Pokémon no le pertenece al cien por ciento a los de Kioto. Pokémon es el resultado de una alianza entre Game Freak (desarrolladores del juego), Creatures y Nintendo, por lo que los tratos comerciales no son tan estrictos y cuadrados como los que Nintendo manejaba hace algunos años.

Universal Pictures convenció a Nintendo de hacer una película animada de Super Mario Bros. el mismo año que Pokémon the Movie 20: I Choose You! se estrenó en los cines de todo el mundo para festejar 20 años de películas animadas inspiradas en la historia de Ash Ketchum. Y no, no es que Nintendo odie sobreexplotar sus series, pues Pokémon es prácticamente el FIFA de la compañía y eso no le ha restado popularidad.

Tan solo de los primeros juegos de Pokémon hay tres versiones para la misma consola: Pokémon Red & Green (1996), Pokémon Red & Blue (1998), Pokémon Yellow (1998); además de dos remakes: Pokémon Fire Red & Pokémon Leaf Green (2003) y Let’s Go Pikachu y Let´s Go Eevee (2018). Y claro que las primeras 151 criaturas se han explotado hasta el cansancio, pero a nadie parece molestarle este hecho.

Pokémon ha vendido más de 300 millones de videojuegos en todo el mundo.

The Pokémon Company

Sin embargo, la magia de Pokémon si aprovecha una de las grandes ventajas de Nintendo: el valor generacional. Cada Pokémon es el nuevo Pokémon de una nueva generación. Y mientras los de la “vieja escuela” se quejan de los diseños que veremos en Pokémon Sword & Shield, una nueva oleada de jugadores se va a maravillar en la región de Galar junto a Grookey, Scorbunny y Sobble. Y los que comienzan como haters se van a terminar comprando las dos versiones para entrar de lleno al competitivo.

Y es que encima de todo el tema cute y de coleccionismo que puede tener Pokémon, la franquicia es una de las más exigentes para cuestiones competitivas. A diferencia de otros juegos en donde solamente debes concentrarte en tus habilidades para los esports como League of Legends, FIFA, Gears of War u Overwatch, en Pokémon debes comenzar por criar a tus Pokémon para explotar sus habilidades al máximo.

Lo anterior no se limita únicamente a un personaje de los más de 800 que existen, sino a un equipo de seis criaturas que deben ayudarse una a otra para conseguir el mejor desempeño posible en batalla. Y la idea de criar -para un jugador dedicado- comienza en seleccionar un buen padre para el Pokémon y “cosechar” huevos virtuales hasta que el Pokémon sea perfecto en cuestiones que requieren tantas matemáticas como una carrera del área de las Ciencias Físico-Matemáticas.

Justo después de encontrarnos con números en Pokémon es que regresamos a la verdadera clave del éxito de la serie: las primeras 151 criaturas de la Pokédex Nacional.

#07 Vamo’ a calmarno

Tazos, galletas, cereales, chocolates, taparroscas, juguetes de plástico de un solo color, peluches, amiibos, Funkos y cualquier otro afiche que recuerdes es fácil de adaptarse a Pokémon. Desde un inicio la serie (en videojuego) tenía un solo objetivo: atraparlos a todos. Y el mundo se lo tomó de forma tan literal que nuestros cerebros quedaron llenos de nombres con gags japoneses y figuras retorcidas que identificamos como pokémones… Pokémon.

La inexplicable magia de aquellas criaturas se ha mantenido tan intacta que revivió o, mejor dicho, cobró fuerza con la llegada de Pokémon Go. Lo que inició como una broma entre Google y Nintendo se convirtió en uno de los videojuegos más importantes de la década… y no solo por que las calles se llenaron de gente que salía a capturar Pokémon, sino porque el sentido de pertenencia a estas bestias virtuales se hizo notar más que nunca.

A finales de los noventa Pokémon era popular entre niños, lo que le daba un aire ñoño a cualquier cosa relacionada… en especial cuando su origen provenía de un videojuego. En 2016 el fenómeno de Pokémon brilló en una sociedad que aceptaba tomar bando en una película inspirada en cómics como Civil War y que ya había convertido al nerd en geek para establecerlo como moda.

De un día para otro parecía que toda la mercancía que se había quedado estancada desde 2001 se liberó para llenar mercados, puestos de revistas, tiendas departamentales y vendedores ambulantes de “pokémones”. Las noticias pasaron de pintar a Pikachu como el Diablo a investigar por qué la Alameda Central estaba llena de personas con celulares… como si la delincuencia en la zona centro de la CDMX se hubiera extinguido en tan solo unos días.

Pokémon Go se volvió parte de las conversaciones diarias de miles de personas alrededor del mundo. Y parecía que cada día había algo nuevo que informar en relación con los Pokémon disponibles, actualizaciones, su llegada oficial a un nuevo territorio o los récords establecidos por la comunidad. Todos los que se habían guardado las ganas por Pokémon en algún momento de su vida lo dejaron salir cuando la franquicia llegó a iOS y Android.

En ese momento creímos entender que lo de Pokémon Go era parte de la imparable oleada de juegos en dispositivos móviles, cuando en realidad se trataba de un nuevo éxito creado a partir de la originalidad del concepto “atrápalos a todos” en combinación con la increíble adaptación de softwarehardware de Nintendo y el cariño de la gente a las primeras 151 criaturas.

La aplicación de Niantic se fue a lo seguro con los elementos de Red y Green: Bulbasaur, Charmander y Squirtle como Pokémon iniciales, Pokémon exclusivos para otras regiones del mundo, el uso de Articuno, Zapdos y Moltres y un montón de easter eggs que tenían su origen en el anime y el primer Game Boy. Pura nostalgia de finales de los noventa a la orden de nuestro plan de datos.

#25 – Pikachu sorprendido

Tan solo unas semanas después de que Pokémon Go explotará en los celulares de todo el mundo, Legendary Pictures anunció los planes para llevar Pokémon a la pantalla grande en una versión live-action; lo que hoy conocemos como Detective Pikachu es una consecuencia directa de lo ocurrido con Pokémon Go. En menos de tres años Pokémon se convirtió en pieza clave del entretenimiento mainstream, porque para los más clavados con la serie no ha habido un descanso desde 1996.

En las manos equivocadas Pokémon pudo terminar como la próxima adaptación de Sonic the Hedgehog, pero tanto Legendary como The Pokémon Company -y seguramente Nintendo- han llevado con extremo cuidado la idea detrás de Detective Pikachu. De entrada la presencia de Ryan Reynolds le dio fuerza mediática a la cinta, además de una nueva perspectiva para los que no tenían tanta fe en la adaptación.

Con la llegada del primer tráiler pudieron comenzar los problemas, pero la personalidad de Pikachu -a cargo de Reynolds- y el fanservice fueron suficientes para eliminar las dudas y dejar a la audiencia con más hype que problemas existenciales con sus recuerdos de la infancia. Hoy la campaña publicitaria de la cinta es una locura al nivel de Avengers: Endgame con botargas de Pikachu en todos lados y un Ryan Reynolds que sorprende cada vez que se encuentra con su compañero Pokémon.

Y de nueva cuenta la figura de las primeras 151 criaturas invade todo lo que es posible: pósters promocionales, renders para el tráiler, videos de broma en forma de casting, juguetes de Burger King, mercancía oficial y hasta eventos de los juegos principales. Ahora tienes que atraparlos a todos en forma de easter egg en la pantalla grande… aunque en realidad son más como extras de una gran película.

Pokémon 151

Detective Pikachu no solo busca el factor nostalgia con las criaturas que viven en todo Ryme City, sino que además nos lanza esa increíble idea de vivir en un mundo Pokémon como el que Nintendo nos ha mostrado desde hace más de 20 años… y por momentos lo logra de forma increíble (checa nuestra reseña). La crítica la perfila como “la mejor película de videojuegos”, lo cual tampoco no es una tarea complicada.

Tras el explosivo estreno de Avengers: Endgame es probable que Pikachu primero tenga que electrocutar a los héroes más poderosos del planeta antes de demostrarle al mundo que tan fuerte puede ser la década de los noventa. Una historia llena de éxitos respalda a Pikachu, pero el cine es un lugar peligroso para los personajes de videojuegos… incluso para los primeros 151 Pokémon.