Phil Spencer, director general de Xbox, visitará la Ciudad México esta semana para ser parte del Xbox Fan Fest y del X018. 

Durante el 10 y 11 de noviembre se llevará a cabo la cuarta edición del popular Xbox Fan Fest en CDMX, evento que se ha convertido en el escaparate perfecto para los anuncios más importantes de Xbox México en nuestro país y en un increíble agradecimiento por parte de la marca para el público mexicano. Sin embargo, este año no solo será especial por el Fan Fest como tal, sino también por el regreso del X0, un evento mundial de Xbox que se realizaba año con año para presentar las apuestas de consolas como Xbox y Xbox 360 en los siguientes meses.

Tomando en cuenta el ritmo que ha tenido Xbox One en los últimos años y las fuertes temporadas de lanzamientos que ha protagonizado la consola, no es difícil de imaginar que los jugadores de México se sientan atraídos por festejar a la plataforma más popular de la región. Con la presencia de Phil Spencer se puede esperar que esta edición del Fan Fest sea no solo la mejor que hayamos presenciado, sino la más emocionante a nivel mundial.

Esta no es la primera vez que Phil Spencer visita nuestro país, hace un par de años el máximo representante de Xbox visitó la Ciudad de México durante la segunda edición del Xbox Fan Fest. En aquellos días Phil presentó al mercado mexicano el poderoso Xbox One S y agradeció a los gamers de la región el apoyo a la marca junto a otras personalidades de Xbox como Major Nelson y Rod Fergusson.

Claro que es probable que no sepas quién es Phil Spencer… a pesar de que año con año lo veas en la conferencia de Xbox en el E3. No te preocupes, a continuación te presentamos un pequeño resumen de quién es y qué ha hecho por Xbox en los últimos años.

Head of Xbox

Xbox One fue anunciada en mayo de 2013 por el titular de Xbox Don Matrick. La sucesora del Xbox 360 fue presentada bajo un concepto de “todo en uno”, pues además de continuar con el legado de las franquicias que conocimos en las primeras dos máquinas de los creadores de Windows, Xbox One sería capaz de conectar todos los elementos multimedia de nuestro hogar; desde la televisión de paga, hasta los servicios en línea como Netflix.

Como seguramente sabes, el enfoque que Xbox le dio a su nueva consola no fue lo suficientemente bueno para competir en el mercado actual. Sin contar los numerosos reclamos de los jugadores por las políticas iniciales de la plataforma, la poca variedad de títulos en el catálogo inicial de la consola y la evidente superioridad de la competencia inmediata.

Es por ello que Phil Spencer, quien ya formaba parte de Xbox y lideraba la división de Microsoft Game Studios, llegó a sustituir a Don Matrick en 2014; teniendo como principal objetivo apagar el fuego mediático de los fracasos originados en los primeros meses de vida de Xbox One y presentar una renovación en la marca y plataforma ante todo el mundo.

Las primeras decisiones de Phil fueron bastante lógicas: retirar Kinect de los bundles de Xbox One, dejar de lado los elementos ajenos en los videojuegos como todo lo relacionado con Xbox Studios, ampliar el catálogo de lanzamientos exclusivos y apoyar a las compañías third-party con sus trabajos en One. 2014 cambió radicalmente el panorama oscuro de Xbox y poco a poco la luz fue llegando en forma de títulos como Sunset Overdrive, Forza Horizon 2 o The Master Chief Collection.

Minecraft y la retrocompatibilidad

Entre continuidad de decisiones y jugadas inesperadas, Phil figura como uno de los responsables de la compra de Mojang y Minecraft por parte de Microsoft, así como el inicio del desarrollo de la cuarta parte de Gears of War por parte de The Coalition ya como una propiedad de Xbox. El ejecutivo también realizó una serie de cambios que toman al jugador como punto principal de su trabajo y los finales de año en la consola se han convertido en un verdadero festín para los jugadores de Xbox One y Windows 10.

Hablando de Windows 10, en 2015 Xbox se transportó por completo a ordenadores con el lanzamiento de Gears of War: Ultimate Edition y la tercera temporada de Killer Instict, ambos títulos disponibles de forma nativa y con la posibilidad de jugar junto a jugadores de Xbox One. Dicho proyecto terminaría transformándose en lo que hoy conocemos como Play Anywhere, que nos permite tener la versión de Xbox One y Windows 10 en compras digitales por un mismo precio.

Ese mismo año se dio el anuncio de la retrocompatibilidad de Xbox 360 en Xbox One; función que no requiere de realizar una nueva compra, sino únicamente de colocar el disco de la consola anterior en la nueva plataforma. Incluso los títulos de Games With Gold para Xbox 360 se hicieron retrocompatibles con el fin de aumentar las opciones en One. Y un par de años después llegó la esperada retrocompatibilidad con el Xbox Original y la misma mecánica de reutilización física y digital.

Más recientemente Phil Spencer se ha dedicado a expandir la marca Xbox más allá de los dispositivos de Microsoft. En 2016 Spencer abrió las puertas para que los desarrolladores experimentaran con el cross-play entre consolas Xbox One y otras plataformas como PlayStation 4. Y bueno, hoy es toda una realidad la alianza de Nintendo y Xbox en juegos como Minecraft y hace unos meses Sony por fin aceptó que Epic Games enfrente a los gamers de Xbox One y PlayStation 4 en Fortnite. Un logro desbloqueado por la administración de Phil Spencer.

La consola más poderosa que existe

Phil Spencer también ha sido el encargado de llevar a Xbox One a los estándares tecnológicos más altos de la generación. Primero con Xbox One S, donde no solo disminuyó su tamaño en favor de los usuarios, sino que aumentó su potencial para alcanzar la resolución HDR en juegos y aplicaciones multimedia. Mientras que hace un año con el lanzamiento de Xbox One X Microsoft alcanzó el máximo potencial que puede ofrecer una consola y hoy títulos como Assassin’s Creed Odyssey, Shadow of the Tomb RaiderForza Horizon 4 y Red Dead Redemption 2 han logrado explotar los recursos de Xbox de forma perfecta.

Regresando un poco atrás, durante el E3 de este año Xbox anunció la adquisición de cinco nuevos estudios: Playground Games, Ninja Theory, Compulsion Games, Undead Labs y The Initiative, quienes buscarán reforzar el catálogo de lanzamientos de Xbox con experiencias tan imponentes como los ya clásicos de la marca: Halo, Gears of War y Forza. Una adquisición que seguramente será la base de la marca verde para los próximos años de Xbox One, Windows 10 y -presumiblemente- cualquier dispositivo conectado a la red que pueda hacer streaming de los juegos de Xbox.

Y bueno, no podemos hablar de Phil Spencer sin mencionar Xbox Game Pass. Llamado -erróneamente- el “Netflix de Xbox”, Game Pass básicamente tiene más de 100 títulos disponibles para descargar en el momento que tú desees por tan solo $139 pesos al mes (en México). Esta iniciativa no solo es alimentada por juegos de Xbox o Xbox 360 e incluso juegos de esta generación pero de hace algunos años como Doom o Rise of the Tomb Raider, la gran ventaja de Xbox Game Pass es que puedes tener los títulos AAA de Xbox One con tu suscripción como fue el caso de Sea of Thieves o Forza Horizon 4. El futuro de la adquisición de videojuegos está encabezado por Xbox.

A grandes rasgos así ha sido la administración de Phil Spencer en Xbox… muy probablemente pensado en lo que será el futuro de Xbox One, sin descuidar la poderosa consola que Microsoft tiene en sus manos.

La visita de Phil Spencer a México se da en medio de una buena racha de la consola en ventas, lanzamientos y recepción por parte del público.Sin lugar a dudas, el trabajo de Phil Spencer ha sobrepasado el nivel ejecutivo y hoy en día lo podemos considerar como uno de los mayores precursores de la industria actual de los videojuegos. Basta con dar una revisada a su Twitter para encontrar a un jugador más en el mundo, emocionado por los lanzamientos de otras compañías y con una opinión sobre todo lo que pasa alrededor de los píxeles.

¿Qué versión de Phil Spencer visitará México, el ejecutivo que no pierde ninguna batalla en las conferencias de E3 o el simpático ejecutivo apasionado por la industria que leemos en Twitter?