Por primera vez en su historia, The Legend of Zelda tendrá la posibilidad de expandir su campaña inicial con contenido descargable, además de otros añadidos interesantes para el título. Lo anterior ha sido anunciado por el director del juego, Eiji Aonuma, quien se mostró positivo ante la llegada del DLC para Breath of the Wild en Wii U y Switch.

Expansion Pass, así será conocido el paquete de contenido descargable que podremos adquirir desde el próximo 3 de marzo. Los contenidos no podrán ser adquiridos por separado, por lo que será necesario gastar los 20 dólares correspondientes al DLC en una sola exhibición. Como ya mencionamos, el primer agregado llegará el 3 de marzo, mientras que el segundo y tercero lo harán en verano e invierno, respectivamente, de 2017.

Mientras que el primer DLC incluye algunos elementos apenas anecdóticos como cofres con items o vestimentas para el protagonista; el segundo agrega un modo de dificultad más elevado para el juego “Hard Mode” y la Cave of Trials, que ya hemos visto en Twilight Princess HD. Por otro lado, a finales de año tendremos disponible un nuevo dungeon y una historia adicional para el juego.

Sin más detalles de cada uno de los contenidos, el Expansion Pass de Breath of the Wild será un parteaguas en la serie de Nintendo, y, muy probablemente, el inicio de una tendencia a la que la compañía japonesa se había resistido durante las últimas dos generaciones.